Columnas Del Buen #Hipismo JAIME CASAS @jaimcasa


*** SENSACIONAL Y CONTUNDENTE. Apenas dos palabras para describir la manera como ganó La De Mercedes el domingo, en el marco del Clásico General Joaquín Crespo (Gr. 1), tercer paso de la Triple Corona de potrancas, evento que rinde homenaje a uno de los padres del hipismo en Venezuela, bajo cuyo segundo mandato como presidente de la república, se inauguró el Hipódromo de Sabana Grande, el primero de marzo de 1896, fecha que se reconoce hoy como la fundación misma del hipismo organizado en nuestro país.
La de Mercedes, la importada en vientre hija del campeón brasileño “Rey de los animales”, LeRoiDesAnimaux en Gazelda, por Wild Wonder, crédito de Haras La Orlyana, había llegado segunda en el primer peldaño, Clásico Hipódromo La Rinconada, a poco más de 1 cuerpo de My Pleasure, una carrera en la que no se le dieron bien los espacios en la curva. En los 2000 metros, mucho más cómoda en su tranco, dominó a sus anchas –casi 10 cuerpos- los 2000 metros del Prensa Hípica, y ahora sacó 12, enseñando gran consistencia para el fondo, reflejado en el remate de 25”4 en los 400 finales, mejorando mucho el que se registró como oficial en 2000 (28”3). La de Mercedes tiene ahora de 7-4 en su campaña. En su debut, diciembre 2014, hizo su debut muy falta llegando cuarta, en una carrera donde estaba prácticamente de relleno para el debut de su compañera de cuadra Granada, que pudo para el tercero. En febrero regresó, ganando por ½ cuerpo en 1200 metros y, en marzo, a las 5 semanas, subiendo a 1500 metros, volvió a imponerse, más cómoda esta vez. De allí fue al Gran Premio Unicría, su última preparación antes de la Triple Corona, y destacó con un tercero tras Catirota y My Pleasure, una carrera en la que se golpeó en el aparato y llegó con una herida en la paleta, afortunadamente solo superficial. Hoy se pone a la cabeza de la generación tresañera por lo bien que ha ganado, aunque deberá ratificarlo en el segundo semestre cuando le toque enfrentar a las maduras y a nuevas rivales de su edad, que seguirán evolucionando.
El Stud Alvajos, representado por un hípico de los buenos, José Carlos Gómez, con frecuencia acompañado por su señora madre Nora Rodríguez, quien no pudo estar en el segundo paso pero que no podía perderse esta vez la celebración, máxime cuando se trata de una potra a la que nombró en honor a su madre, Mercedes. Son las cosas mágicas del hipismo, esas que van más allá del centro hípico y de algún ticket a ganador. La victoria, ese momento indescriptible de alegría que se vive en el paddock de ganadores tanto en una carrera como perdedores como en un clásico Grado 1, celebra la transformación de una ilusión en una realidad sublime, pero también la unión de una familia que comparte y rinde un homenaje, y premia, con alegría y plenitud, un trabajo intenso y constante de todo un equipo alrededor de un caballo, y ese equipo es el reflejo de lo mejor que tiene el hipismo al final del camino: une, desde el más humilde de los trabajadores, el caballerizo, hasta lo alto del escalafón socio-económico, que es el propietario. En el medio no falta nadie, y todos llegaron hasta allí con el mismo objetivo, juntos. Ninguna otra actividad, deportiva o no, iguala ese momento.
Es otro clásico para Jonathan Ortíz, suplidor de Ramón García Mosquera, quien esta vez pudo estar allí con su pupila en la celebración, tras recibir permiso especial en medio de la suspensión disciplinaria que está cumpliendo, y que ya casi finaliza. La actuación de Leonel Reyes fue muy correcta, dosificando bien y sin exponerse a tropiezos.
*** LA DE MERCEDES sería inscrita contra los machos ¿SE IMAGINAN LO QUE HABRÍA SIDO una confrontación Quick Mani-La de Mercedes en 2400 metros pero sin dar la venta de correr seguido y recorrer 4800 metros en 7 días? ¿Que se sumaran los dos grupos –potros y potrancas- y armar un clásico “República Bolivariana de Venezuela” con 8-10 contendores? ¿Que tuviéramos a un aspirante de cada sexo a triplecoronarse y tuvieran que dirimirlo en un evento común? ¿Que el “Joaquín Crespo” se convirtiera en un clásico de mucho más peso, para yeguas de 3 ó más, en el segundo semestre del año? El espectáculo sería mucho mejor, con grandes expectativas, dándole mucho más sentido a lo que es la Triple Corona nacional.
Eso es lo que hemos propuesto, ya más de una vez. Que se mantengan los dos primeros pasos como están para cada triple corona, y un solo evento para ambos, que sería, por supuesto, el “República de Venezuela”. Cuando cerramos estas notas, que fue el lunes, aún se barajaba la margarita sobre confrontar o no con La de Mercedes con los potros. Ramón García nos confirmó el lunes que la yegua llegó en “perfecto estado” pero que igual preferiría evaluarla muy bien el resto del día antes de tomar una decisión junto a los propietarios.
Hay 4 potras que ganaron este clásico. La única que lo hizo corriendo seguido fue Bambera, en 2009 (la última en intentarlo). Las otras ganadoras fueron Lanzarina (1958, que lo ganó el 30 de noviembre en El Paraíso, y venía de ganar el “Prensa Nacional” en 1700 metros, el 25 de octubre. Aquella vez corrieron 4, y se fajó en un duelo sensacional con el gran Lavandero que terminó en foto (pescuezo), mientras Querrequerre y Antíguo quedaban FC); Ségula C., en 1974, la importada en vientre parte de la primera producción de Haras Tamanaco, ganó el “Prensa Nacional” el 16 de junio, en 1800 metros, y fue de allí a ganarle a los machos, un mes después, el 14 de julio. The Queen, en 1983, sí ganó el “Joaquín Crespo”, pero este fue dos semanas antes, es decir, el 12 de junio y el RDV el 26, y el lote fue de apenas 6, donde el único ganador clásico era Laussenden, que había vencido en el MAC. The Queen, entrenada por Rufos John y propiedad de Manuel Ledezma Ibarra (Stud The Queen), era una Polar Night de Haras Altamira. La única que hizo el doblete Crepo-RV fue Bambera, que corrió 6 coronas en 2 meses, corriendo 12 mil metros en ese período, y terminó fresquita como una lechuga, al punto de ganar también el “Simón Bolívar” ese año 2009. Así también le tocó a Gelinotte, pero apareció Sweet Candy, en aquel inolvidable duelo de 1980.
*** EN LOS AÑOS ’60 fue muy común que las potrancas corrieran el “República de Venezuela”. Fueron 14, y todos los años (menos el ’62) hubo al menos una. Las mejores fueron Lluvia (1961) y Kalil (1965) que perdieron a menos de 1 cuerpo. En los ’70 fueron menos (4) las que compitieron, pero una ganó, Ségula C., y dos llegaron 2°, Lavandera y Arequipa. Muy similar los ’80, con 4 que se atrevieron y una ganadora, The Queen, una 2° Gelinotte, y una 3° Invested Gail. En los ’90 solo Miss Marena (3°) y La Emperadora (5°) y en los 2000 Bambera, que lo ganó.
*** LA SECCIÓN D PREGUNTAS continuará. Es solo que por estos días han sido muy amplios los temas que hemos estado manejando, y se limita un poco el espacio. Están pendientes las respuestas de las que ya salieron y las nuevas que se incorporarán, que vienen renovadas.
*** LOS MEJORES DE LA SEMANA. Leonel Reyes, con sus ya más de 100 triunfos apenas en el primer semestre y dos semanas más, fue el jinete más destacado de la semana. Ganó 5 de 12, incluyendo el clásico con La de Mercedes, para dominar el dinero sobre el inspirado Rigo Sarmiento, que destacó en victorias con 7 y puso candente la lucha por la estadística de La Rinconada con Jaramillo, que triunfó en 4 ocasiones. Entre estos 3 ganaron 16 carreras de las 31 celebradas en Caracas. Más de la mitad / Entre los entrenadores, nuevamente Ávila a la cabeza, pues ganó 4 y también fue el que más dinero produjo, superando por poco a Jonathan Ortíz, quien ganó con La de Mercedes y con La Alpujarra dos carreras de lujo y cobró “placé” en producción. Con tres triunfos destacaron Rubén Lanz y José Francisco D’Ángelo, “Kikito” / Los Aguacates fue el mejor de los haras, por dinero y por triunfos, con 6, sobre La Orlyana, Tamanaco y Los Caracaros, que ganaron de a 3.
*** LA LISTA DE ENTRENADORES más ganadores clásicos de todos los tiempos es de lo más interesante. Hemos clasificado las carreras desde 1973 (aunque en Venezuela no hubo realmente un esquema formal para esto, como sí la hubo en Europa -1971- y Norteamérica -1973- hace mucho tiempo recopilamos esto y, en base a asimilación del calendario de eventos, pusimos las clasificaciones) y, en estos 42 años de historia, el que más ganó eventos de esta categoría es Julio Ayala, con una cifra que está tan alejada de la de cualquier entrenador activo en el país, que nos atrevemos a decir que ningún hípico de hoy la verá superada. Julio ganó 148 clásicos de grado (el primero con Patacón, Clásico Presidente de La República 1975 y el último con Comediante en 2013) y el segundo de la lista, Antonio Bellardi (Retirado), alcanzó 91 en su carrera. Daniel Pérez (fallecido) consiguió 81 y Gustavo Delgado (en EUA) 75. Luego Manuel Medina (EUA) igualado con Giovanni Contini (Ret). Séptimo, y primero entre los activos, César Cachazo, con 53 clásicos de grado, superando a Agustín Bezara y Millard Ziadie. Puras luminarias.
De los activos, en puestos 11, 12 y 13, están Ricky D’Ángelo (34), Miguel Contini (31) y Antonio Catanese (30).
*** ENTRE LOS JINETES, lo que está haciendo Emisael Jaramillo es impresionante. Lleva 131 clásicos de grado en su carrera –y sumando-, pero en esa categoría el techo que dejó Juan Vicente Tovar, de 199, es todo un reto. Para superarle, Jaramillo tendría que mantener un ritmo de unos 8 clásicos de grado al año –que es cercano al de su carrera- durante unos 9 o 10 años, un período en el cual también tendría que hacer un esfuerzo significativo para igual o superar las 16 estadísticas consecutivas (por victorias) que Tovar dominó en La Rinconada. Jaramillo tiene a tiro superar ese número pero no consecutivamente, y tendría que ganar este año la número 12 en fila (lo que está haciendo Rigo Sarmiento hoy lo obligará a bastante) y mantener el nivel hasta, al menos, 2018.
Otros jinetes que sobresalieron en clásicos de grado son Ángel Castillo (81), Ángel Francisco Parra (74) y Richard Bracho (62), seguidos de Santiago González, Rafael Torrealba y Rigo Sarmiento. De aquellas luminarias sureñas que tanto dieron en la época dorada de nuestro hipismo no hay muchos nombres, porque ya desde los 70 la escena fue dominada por los nacionales. Si acaso aparece Balsamino Moreira, en puesto 12, con 32.
*** ¡ASÍ ES EL HIPISMO! La lista de grandes campeones devueltos o despreciados, en el mundo, es larga. Aquel que nadie veía, por algún defecto o porque era feo. O que no superaba las pruebas radiológicas. O porque no era el mejor pedigree. Por eso Negresco corrió para “La Quebrada” o por eso a My Running Mate, el campeón tresañero del año pasado, le llamaban “guárdalo”. No es exactamente el caso de La de Mercedes, pero es parte de lo mismo: el azar o el destino, que cada quien escoja, es a veces el que termina imponiéndose sobre las decisiones humanas.
En la presentación-venta de 2013 de La Orlyana, en el Club Hípico Caracas, el escogido por el Stud Alvajos para su divisa era un potro zaino hijo de King Seraf en Carnival City, de físico muy llamativo. Había llegado golpeado del viaje, pero aun así se hizo la negociación. Ese potro, lamentablemente, murió al regresar al haras, Pero la negociación no quedó sin efecto, porque había dos importados en vientre sin vender: la hija de Gazelda y el hijo de Safely At Home, por Unttutable. Se planteó el cambio y aquel potro por King Seraf se convirtió mágicamente en dos potros, La de Mercedes y El Gran Kaiser, dos que nadie quiso. El Gran Kaiser no ha ganado en 9 y ya no es parte del stud, mientras La de Mercedes ya ha dado dos Grado 1, los primeros para la forja de esta divisa que ha estado invirtiendo desde 2005 en nuestro hipismo.
*** INQUIETUD POR INQUIETUD. Así titula su nota en la Gaceta del 27 de noviembre de 1958 J.A. Pon, que escribía “de miércoles a miércoles”, con respecto al caso que ya traíamos la semana pasada a colación con la yegua inquietud, que generó que un grupo de exaltados destruyera instalaciones del hipódromo y, con ello, provocara la suspensión de las carreras. Allí, aparte de describir los hechos y los daños (poniendo cosas curiosas como que “por el campo de vehículos perseguían (los policías) a un sujeto que ni con un toro atrás volverá a hacer esa carrera”), menciona que Inquietud había debutado a 25 cuerpos mes y medio antes en una carrera bastante fuerte y que tenía derecho a mejorar en todo ese tiempo, y que Madam Recorder, la favorita que perdió, sufrió tropiezos que marcaron su derrota. En fin, que no era para tanto.
Pasó, sin ir muy lejos, con The Singer esta semana, en la quinta válida. A 33 cuerpos en el debut y, 71 días después, vuelve y gana. Pero lo que primero hay que ver aquí es que The Singer fue inscrito para correr en el mismo llamado de El Monje, que ganó en 70”2 la segunda válida. Pero como había 22 la carrera la “picaron” y quedaron dos lotes muy diferentes. Si The Singer quedaba contra El Monje, técnicamente llegaba a unos 13 cuerpos (especulando por tiempo, que no es el único factor) pero la suerte le cambió en las inscripciones. Así que no era como para tirarse a la pista esto, ¡como afortunadamente no sucedió!
*** POR CIERTO QUE El Monje impresionó. Alazán por Big Prairie en Sky Patches (medio hermano de Costa Brava) que presentó Ricardo Rosillo (suple a Regalado), que ganó en su debut el domingo, mostrando gran fuerza en la recta final. En la taquilla fue amplio favorito, y el tiempo oficial, reflejado en la pizarra fue de 70,2, con 24,1 de final.  Es otro de La Orlyana.
*** LO DE VALENCIA parece que va para largo. Salen a relucir cosas más allá de los problemas puntuales con las protestas y destrozos de los aficionados. La situación no es clara, y aparentemente harán falta muchas conversaciones y acuerdos para reanudar las actividades.
Mientras tanto, está sobre la mesa la posibilidad de correr algunos clásicos (especialmente los de la Triple Corona, el tercer paso) en La Rinconada, algo que ya tiene antecedentes y que sería, por demás, interesante. También existe el chance de que se hagan carreras especiales para caballos de Valencia en La Rinconada y así sostener el triple programa mientras dure la contingencia.
El antecedente de un clásico valenciano en La Rinconada fue el 28 de diciembre de 1986, cuando Fantino se llevó la primera edición de “El Hornero”, presentado por Reinaldo Hernández Rosal y con la monta de Silvio Rovero, ganando por distanciamiento de El Bárbaro. Fantino era un dosañero, hijo de Patris del Río Seco y corría para el Stud “Drapetona”.
*** LOS GANADORES DE LA SEMANA que más impresionaron. En orden cronológico, de viernes a domingo. Jounieh, la del exjinete José Vicente Sánchez, ganó en un llamativo 71,3 y remate por debajo de 25 una carrera de reclamo; parece otra yegua. Princess Valeria, importada en vientre por Henny Hughes de Los Samanes, que recupera y consolida su condición. Lleva 5 ya. My Good Mother, que fue adquirida por La Invasión y se quedó en la cuadra de Rubén Lanz, se puso de 5-3. Sufrió un poco más corriendo seguido y en velocidad, pero al final tomó ventaja y terminó cómoda. Es una Brilliant de La Alhambra, con tremenda proyección. Truluck, un Earth Planet del Oropal, es un verdadero guerrero. No partió del todo bien pero se pudo rápido y ganó gran carrera en 1400, su quinta. Mi Jamalito, de seis años por Gran Abuelo del Del Mar, enseñó clase. Un caballo que pasó dos años sin correr y regresa haciendo estas cosas, definitivamente tiene corazón de campeón. Fácil sobre Oh Pirata, en 1300. Celebrate, para el Stud Del Sar, abandona perdedores en su quinta salida, muy bien en la milla y fácil triunfo sobre Intelecto. Es un Aristocrat de Los Aguacates. Sarasota ganó un bonito duelo a Princesa Sofía, la hija de Taconeo que fue campeona dosañera y luego pasó casi 1 año en EUA sin adaptarse bien, está lista para grandes cosas. Sarasota, una Champlain, esta de 12-5 para el Ferálico. Blue Monkey, de 5-3. Contundente en 1500 metros, veloz y con remate. Es un Bluegrass Cat, IV de Los Caracaros y Stud La Invasión. Listo para selectivas. La Alpujarra, la única Pioneerof the Nile (padre de American Pharoah) en Venezuela. En los cuatro codos manda. De 7-4 ahora para el Alhambra-VitParts, los colores de Comediante. Corrió a sus anchas y terminó fresquita en 111,3 para 1800. Midnight Memories, una potranca por Bocca Al Lupo del Tamanaco, debutó ganando presentada por Mizrahi, quien parece estarle cogiendo gustico a esto de ganar con debutantes. Buen triunfo, en 71,3 con 25. El Monje, del que ya hablamos, fue más que contundente. Acción de campeón y tiempazo. Wild Honey, un Thunder Ridge de Los Caracaros, se puso de 7-4. Otro en un tiempo sensacional, pasando 69,2 y terminando en 76,2. Para el Mamá Adela.