#Hipismo | Opinión | No a la violencia por ANTONIO J. MEDINA @ajmedinam

 
El INH, en ocho meses, ha intervenido los hipódromos de Santa Rita y Valencia por diversas irregularidades relacionadas con las carreras y la acción irresponsable de algunos aficionados.
No me cansaré de decirlo: fue un gravísimo error decretar el hipismo como deporte, cuando siguen y siguen los problemas dentro de la casa con todo y el gran esfuerzo del INH para adecentar el espectáculo deportivo.
Hay que revisar las decisiones de los comisarios en el caso de Oxygenator, en el óvalo de Valencia, que detonó el malestar en los aficionados, máxime si vieron a su caballo ganador en la foto de rigor.

Pero lo bochornoso fue el grupo de aficionados que descargaron su rabia contra la infraestructura del hipódromo: fotofinish, balanza de peso y daños al recinto de jinetes. Eso es inaceptable.
Ahora, allí estaban las cámaras de INH Televisión y presumo que captaron y de cerca a los sujetos que destrozaron parte de las vitales herramientas para el funcionamiento de una jornada de carreras. Tienen que actuar los cuerpos policiales en la investigación y a la par con el Ministerio Público. La ley.


Ahora, grave. La violencia se incrustó en el fútbol, baloncesto y ahora en otro gran deporte: el hipismo. Tema de gran responsabilidad y reto para el Ministerio del Deporte.

Determinante organizar campañas por la “No Violencia” y que los comisarios afinen sus decisiones. También criadores, propietarios, jinetes, entrenadores, caballerizos, veterinarios que están directamente con el purasangre asuman el desafío de trabajar por la transparencia del deporte hípico. No habrá tiempo de quejarnos ante el desmayo de la industria.




Antonio José Medina
Twitter: @ajmedinam