#Hipismo WINSTON HERNANDEZ @en_la_pomada // Bob Baffert piensa que American Pharoah es como "Los Beattles"


El destacado entrenador confirmó el "Travers Stakes" en la agenda del campeón y triple coronado norteamericano.
Foto cortesía: usatoday.com


Tomado íntegramente de: purahipica.com

Por: Sebastián Heredia.

Bob Baffert, con base en California, le dará curso al deseo del propietario Ahmed Zayat y, “si está al 100% para hacerlo”, pondrá rumbo al tradicional “Derby de medio verano”, de dos kilómetros y contra sus coetáneos.

Ahmed Zayat dejó en claro, en sus propias palabras, que su deseo era el Travers Stakes (G1, 2000m) del 28 del presente mes para American Pharoah. Después de algunos días de silencio, el entrenador Bob Baffert confirmó que planeará el cronograma rumbo a la cita de Saratoga en pos de consentir a su propietario. No obstante, por la última palabra, hay que esperar.

"Lo vamos a mover posiblemente el próximo domingo y verificaremos como anda todo. No estoy buscando una excusa para una palabra definitiva, sino el estado de American Pharoah antes de decir algo", explicó en una entrevista de multimedia en Bloodhorse. Si el hijo de Pioneerof The Nile es de la partida por dicho trofeo en el circo de Nueva York, la bolsa ascenderá a US$1.600.000.

Lo cierto es que, al margen de cualquier decisión, tanto patrón como preparador entienden el juego a la perfección. "Cada uno de sus movimientos es como cuando Los Beattles estaban en la ciudad. Tiene una gran cantidad de fans que se interesan por él. Por eso, mejor no prestar a ninguna confusión. Si no es el Travers, veremos. Pero se hará todo lo posible", profundizó sobre el Triple Corona y reciente titular del Haskell (G1) en Monmouth Park.

Sobre la revolución del que será semental del Coolmore cuando termine su palmarés, su transportista difundió un vídeo (incluido en esta nota) donde se muestra cada uno de los detalles de su regreso a Churchill Downs tras conseguir el último pase de un hito que no se conseguía desde Affirmed, en 1978. Ese fenómeno, luego profundizado, justifica la cautela de Baffert.