#Hipismo ANTONIO J. MEDINA @ajmedinam /// Dimensión Hípica: el sueño cumplido.

A principios de abril de 2006, me vino la idea de producir y dirigir un programa de radio, luego de un alto bien largo en los estudios de una emisora. En esos días de abril, estaba entrenando los ejemplares del stud Villamar y era vecino en los establos del entrenador Santos Mario Domínguez. Amigo y profesor en el cuido del ejemplar purasangre de carrera.
 Un día, caminando a la cuadra en esas tertulias luego de concluir los traqueos, le dije sobre la idea de estrenar un programa de radio. En ese momento, estaba en pleno auge las líneas 900.
“Mario, quiero hacer un programa de radio diferente, donde se plasme el hipismo como deporte. Contar historias, entrevistas a los protagonistas, etc.”. 

No dudó en celebrar la idea. “Tremenda iniciativa. Hace falta, porque la mayoría de los programas de radio son de pronósticos. Hazlo, sí puedes”, me dijo. 

Allí, en plena caminata a la caballeriza, miré al asfalto y me llené de más bríos para el proyecto. Pero, el detalle eran los patrocinantes y la emisora. Comencé a tocar puertas. 

Un alto. El nombre de Dimensión Hípica fue sugerido por mi colega periodista y amigo Ramón Navarro. Le expliqué que estaba en la búsqueda del nombre del programa de radio. Me dijo que Dimensión abarca todos los temas que aspiraba a presentar en el programa de radio. Y así fue.
La primera persona que le ofrecí el proyecto fue el doctor Hugo Albarrán, en aquel momento presidente de la Asociación de Propietarios de La Rinconada (Asoprorin). Igualmente, se sumó Coproca y Distribuidora JTS. Los tres no dudaron. Se acrecentó el sueño.
Solicité una reunión con María Elisa Flushing, directora de Radio Tiempo dial 1200 am. Tras presentarle el proyecto dijo sí. Firmamos un contrato los domingos de 10 a 11 de la mañana. Nació Dimensión Hípica.

El primer día del programa, exactamente el 21-5-2006, fue como invitado Hugo Albarrán. Como anécdota, llegué a las 9:30 am y la puerta de la emisora estaba cerrada. Pasaban los minutos y nada. Llegó Albarrán a las 9:50 am y seguía cerrado. Comencé a sudar de los nervios. Llamé a María Elisa Flushing, pero en ese instante apareció el operador que había salido a comprar unas medicinas. Los nervios eran brutales. 

El programa salió unos minutos después, pero salió al aire. Siempre quise hacer un programa solo, de mi propia inspiración y producción. Poco a poco Dimensión Hípica fue subiendo en sintonía. A la par, ingresaron como patrocinantes Sunahip, haras Gran Derby el Grupo Zoom. 

En los días de traqueos se escuchaban los comentarios del programa. Eran más fácil las entrevistas, pero totalmente aislados a los pronósticos. Le confieso que tenía mis dudas si el programa iba a calar, pero me empeñé en una buena producción. 

Han pasado los años, y hoy sábado 21-5-2016 arriba a su Décimo Aniversario Dimensión Hípica. Se ha cumplido un sueño. Primero, realizar un programa a mi manera y segundo, se cometió el objetivo, o al menos así lo pienso; de que Dimensión Hípica es una ventana para contar historias detrás de un caballo de carrera y de los protagonistas de un triunfo: jinete, entrenador, propietario, criador, caballerizo, capataz, veterinario, herrero y todos los gremios. 

Ojalá podamos tener la energía y el apoyo para cumplir los 20 años en el aire.  El hipismo venezolano no solamente es datos, el hipismo venezolano está sembrado de muchas personas honestas y honorables que piensan en el bienestar y porvenir de una actividad.
Dimensión Hípica seguirá adelante. Continuará con su misma producción y su mismo rol de contar historias y dar a conocer los valores del hipismo en Venezuela.


Antes de darle guardar a esta nota, quiero agradecer profundamente a la directiva de Radio Tiempo por su apoyo. A todos sus trabajadores que son parte de la familia. A los patrocinantes que a lo largo de estos 10 años han confiado en nuestro proyecto. Actualmente, gracias a los haras Los Caracaros, Asoprorin, haras Monumental, Distribuidora JTS, haras Los Samanes, Tuequino.net, haras El Centauro y Agroinversiones 2910. 

A todos. Y por supuesto, a la afición hípica que domingo a domingo escuchan el programa. Ellos también opinan y son nuestra fortaleza. 

Agradezco a mi familia. Les pido disculpas porque los domingos dedique un tiempo al rescate del buen hipismo. Sin embargo, he recibido su aliento.

Dejar de luchar es comenzar a morir. A celebrar los 10 años de mi cuarto hijo.

Antonio José Medina
Sábado 21-5-2016