Columnas Del Buen #Hipismo JAIME CASAS @jaimcasa


*** TARDE DE TORDILLOS EN BELMONT PARK. Lo que suponemos es un resultado inédito con 3 moros copando la trifecta del Belmont Stakes, fue precedido por una sorprendente demostración de Frosted para ganar la Met Mile en tiempo récord, luego de parciales de 22,78  45,45 y 69,36, completando 92,73, un remate de 23,2 que fue todo de él, pues pasó a la entrada de la recta final y como una auténtica máquina de correr fue capaz de sacar en un momentico más de 14 cuerpos de ventaja sobre otro tordillo, Anchor Down, hijo de Tapit también como Frosted, que hacía su debut 2016 en los Estados Unidos, pues sus únicas dos carreras previas este año fueron en Dubai, ganando una preparatoria y luego 5° en la DWC de California Chrome.  En el Belmont, los hijos de Tapit llegaron 1° y 3° y el segundo, Destin, es un Giant’s Causeway.
La carrera de Javier Castellano con Destin fue casi perfecta. En los primeros metros tuvo sus tropiezos mientras buscaba acomodarse, y luego lidió bien con la velocidad, a ratos presionando a Bettysburg, recién traspasado a la cuadra de Asmussen por WinStar y que fue la “liebre” -al mejor estilo europeo- del ganador Creator, que fulminó sobre la raya con la monta de Irad Ortíz Jr., en su primer Belmont, para él y también para Steve Asmussen, que será exaltado en unas pocas semanas al Salón de la Fama. Castellano presionó pero nunca forzó un tren de carrera fuera de lugar. Se quedaron toda la carrera cerca del 12”, que es el ideal: 24 48,2 (24,2) 73,1 (24,4) 97,4 (24,3) y 123 (25,1) terminando en 148,2 (25,2). Cuando se lanzó a por la punta, justo en los 400 finales, entró a la recta con mucha fuerza y la victoria parecía suya, pero Creator venía esquivando caballos y logrando los espacios, y sobre la raya fue que vino a emparejar y sacar la mínima en el cabeceo final, quitándole el manjar de la boca al jinete venezolano. Y todo luego de haber fallado feamente en el Derby, llegando 13° (aunque con severos tropiezos en la partida).
Castellano está viviendo un 2016 menos “intenso” que sus temporadas anteriores. Es, aún, el líder del dinero producido, pero en victorias va segundo, lejos del líder (José Luis Ortíz, hermano de Irad) y con varios al acecho. Ha bajado al 21% de victorias, que sigue siendo un muy buen número. Uno que se está metiendo en la élite de los más ganadores es Emisael Jaramillo, con las 100 victorias alcanzadas en la temporada, en el puesto 15 a escala nacional. Es para proyectarlo largo con más de 200 triunfos en el año, y recordamos que está con chance de ganar su primera estadística (8 de ventaja hasta el domingo). Otro que el sábado se hizo nombrar fue Junior Alvarado, consolidado hace rato como uno de los mejores en Nueva York, quien sorprendió en el Just a Game (Gr. 1) con Celestine de Bill Mott, en una carrera de 700 mil dólares patrocinada por Longines.
En la súper jornada sabatina de Belmont se corrieron hasta 10 competencias de corte selectivo, incluyendo 6 Grado 1, 2 Grado 2 y 1 Grado 3. 4 de esos Grado 1 tuvieron patrocinio de la empresa privada, lo que significa promoción y mejores premios. La Met Mile históricamente se corría los lunes, unos días antes del Belmont. El cambio de fecha se hizo para potenciar el día grande, así que ya no se verá más un caso como el de Conquistador Cielo del genial Woody Stephens, que el lunes ganó esa milla y el sábado ganaba el Belmont, el primero de la racha de 5 consecutivos que consiguiera este notable entrenador.
En el Manhattan los tordillos llegaron 2° y 3°, y hubo más en la tarde…allí corrió Grand Tito, el del 7c, que batalló toda la carrera pero en la recta quedó algo desplazado.
*** GRANDE LA ALPUJARRA. De vuelta al tiro intermedio, la consentida de Guido Vitale y Ramón González Quintas, ganó con autoridad el domingo la Copa Cantaura, su tercera selectiva del año y quinta en su campaña, en la que totaliza 9 triunfos en 15 salidas. A sus 5 años vive sin duda su mejor momento esta castaña importada en vientre por Pioneerof the Nile (Empire Maker-Unbridled-Fappiano-Mr. Prospector) en Attagal, por el récord-horse de la milla Atticus (Nureyev) que entrena Ramón García Mosquera, metido este 2016 en un año muy especial, con su Ocean Bay, Panzer Barcelona, La de Mercedes, y Río Negro de nuevo en cancha, apuntando a varias competencias importantes en el segundo semestre, en el que se corren la mayoría de los Grado 1.
En 1500 metros, la distancia que corrió el domingo, La Alpujarra va de 2-2, ambas en Copas. Sus dos primeras, invicta, las ganó en 1200 metros; ha ganado también 1300 (Copa), 1400 y 1600 (Clásico), y en los 4 codos ganó en 1800 y en 1900 (Copa). En síntesis, ha ganado en TODAS las distancias en que ha corrido, ratificándose como una yegua versátil que además puede correr fajada en velocidad y más relajada al inicio si se le requiere, siendo capaz de terminar con buen remate siempre. El domingo corrió los últimos 300 en 17,3; y la vez anterior, en 1900, bajó en 18,2.
Rigo Sarmiento va de 3-3 con La Alpujarra (sus tres últimas) y la Copa Cantaura la ganó por sexta vez, habiendo ganado el año pasado con Naborí. Ramón García había ganado esta Copa en 2012, con Perfumada.
No llegó Costa Brava a la Copa Cantaura, convirtiéndose en la segunda retirada de la tercera Copa que se disputó el día domingo en La Rinconada. Poco usual que esto ocurra en eventos selectivos.
*** ¡OTRA PARA GOLDEN SPIKES! Back-to-back, con sus dos primeros hijos ganadores selectivos. Fue Ocean Bay la semana pasada, y ahora se suma, con triunfo en la Copa Polo Grounds, My Trainning Mate, que es parte de su primera -y reducida- producción. My Trainning Mate, entrenado ahora por César Cachazo y para el Stud Azatlán, de Julio Rodríguez, iba en prueba dura, con caballos de gran fogueo como Truluck, Blue Monkey, Chenoma y Rey Tesa, que reaparecía, pero fue capaz de dominar al lote con solvencia, y mantener la mínima ventaja al final cuando Truluck volvía a encimar, y más afuera Blue Monkey en la pelea. Definitivamente el jinete Yosenyer Serrano le conoce al secreto, pues lo ha ganado las 5 veces que lo ha corrido, y nunca rindió igual con otros. Golden Spikes es un ganador clásico de grado en los Estados Unidos, hijo de Seeking the Gold (Mr. Prospector) en Fast Slew, por Fast As a Cat, criado por Lilino Mangione en Haras La Alhambra, donde se aloja Golden Spikes.
Ya el año pasado My Trainning Mate había empezado a mostrar su clase. Pero una lesión de carpo en octubre, que requirió operación y le sacó varios meses de circulación. Tras su reaparecida este año sufrió dos derrotas consecutivas, saliendo a correr en velocidad en ambas ocasiones, pero enseguida encontró la ruta ganadora y la Copa que ganó el domingo fue su tercera en fila, y sexta en su campaña de 11 actuaciones. Seguramente le veremos probando los 4 codos de nuevo, más temprano que tarde, apuntando hacia el “Simón Bolívar”, una carrera que llegó a tener en la mira el año pasado, antes de su lesión.
Fast As a Cat, un Storm Cat ya fallecido, comienza a destacar como abuelo materno. Hace días reseñábamos el triunfo de Degeneres en la Copa Miss Marena. Con My Trainning Mate llega a 3 nietos con esa condición.
*** EN LA SEMANA PREGUNTAMOS A José Francisco D’Ángelo por la gríngola de Waku. Sus dos primeras carreras las hizo con ese implemento y no fueron buenas. Cuando se lo quitaron, ganó y luego llegó 2° en el Unicría. En el papel parecía tener sentido volver a utilizar este implemento, pero en la práctica, fue totalmente diferente. Y la explicación que nos dio José Francisco, días antes de la carrera, refleja lo bien plantado que está este muchacho en su profesión, su conocimiento y capacidad de análisis. Su explicación fue que el potro mejoró no por haberle quitado la gríngola, sino por el aumento de la distancia (correcta interpretación de su pedigree, por tratarse de un nieto materno de Dynaformer, como Comediante y Ninfa del Cielo), y la decisión de volver con la gríngola viene después del Unicría, al notar que se amilanaba un poco al lado de sus rivales, conversando de ello con el jinete y haciéndoselo saber a los propietarios para convertirla en una decisión de equipo. Todo salió bien, y Waku, que es de la primera producción de Z Humor en Here My Are, por Dynaformer (Roberto) obtuvo una muy buena victoria en la Copa Sweet Candy, carrera que lo deja listo para asumir el reto de los 2000 metros del Cría Nacional (Gr. 1), segundo peldaño de la Triple Corona, que se correrá en 15 días. También El Catire, de don César Cachazo, que se batalló toda la recta final y cayó por menos de 1 cuerpo, rindiendo bastante y dando la ventaja de correr seguido subiendo 600 metros en apenas días.
Z Humor, fue aquel caballo que adquirió el Grupo 7c a Zayat (los colores de American Pharoah) y trajo a Venezuela a competir en el “Propietarios La Rinconada” en 2011 contra Water Jet. No se adaptó bien y fue retirado a la cría, ingresando en 2012 al recién fundado haras Urama, en Yaracuy, y a la fecha le han corrido apenas 5, con 3 ganadores y ya su primero selectivo. Es un Distorted Humor (Forty Niner-Mr. Prospector) que produjo en carrera casi un millón de dólares. De Dynaformer, a pesar de la gran influencia que siempre tuvo Roberto en Venezuela (y es el mejor Roberto del mundo) apenas han tenido cría 9 hijas suyas en Venezuela, y 3 (33%) han producido ganadores selectivos, sobre 16 corredores. Hoy en día son muy costosas en los Estados Unidos, así que no será fácil ver nuevas incorporaciones a nuestra cría.
*** LOS MEJORES DE LA SEMANA. José Francisco D’Ángelo tuvo una semana de tres victorias y lideró el dinero. Por triunfos le superó Juan Carlos Ávila (4) y le igualó Héctor Reyes. Presentaron 86 entrenadores y ganaron 23 / Entre 107 jinetes ganaron 27, y el mejor fue Rigo Sarmiento, por dinero, y en triunfos le igualaron a 3 Yosenyer Serrano y el aprendiz Franklin González Jr. / La Alhambra, con dos triunfos selectivos el domingo (La Alpujarra y My Trainning Mate) fue el mejor productor entre los 44 haras de la semana (22 ganadores). Por triunfos, con 4, destacó Vista Hermosa, y 3 La Primavera. Ivana Valentina sigue liderando los 1914 purasangres inscritos al menos una vez este año por producción de dinero.
Dos ganadores el día domingo, Magia Negra y El Polaco, venía de correr -y perder- en Valencia, en la misma condición (lote) en que ganaron luego. Eso no pasa muy seguido.
*** ¡AHÍ VIENE LA LIEBRE! El papel de Gettysburg en el Belmont Stakes fue clave. Todos sabían para qué estaba. Y es por eso que Castellano no apuró, porque sabía que si aceleraba Gettysburg aceleraría con él, y su caballo no iba a aguantar. Por eso mantuvo el control y midió bien los parciales, lo cual fue muy bueno para Destin, pero también lo fue para los que iban detrás, que guardaron mucha energía para la recta. En un final tan cerrado la diferencia la hace cualquier detalle en la carrera (un espacio que no se abrió, una obstrucción, un cambio de línea…tantas cosas) y en este caso fue sin duda el tren de carrera “controlado”. La idea fue del gerente general de WinStar, Elliot Walden, y lo hizo enfrentando la resistencia de Asmussen, a quien no le pareció buena la idea, pero tuvo la gallardía luego de la carrera de reconocer el acierto de Walden y darle el crédito por la victoria conseguida.
El nombre Creator, por cierto, lo puso Walden, quien es un cristiano devoto, al igual que los Troutt, propietarios de WinStar.
El “pase de baranda” lo agarró el afamado chef Bobby Flay, quien días antes de la carrera se compró una parte minoritaria en Creator, y ya pudo celebrar, además de seguramente haber recuperado su inversión, sin contar que, al tener ya dos Grado 1 y ser hijo de Tapit, es un caballo con valor de cría importante.
Lo curioso es que, apenas terminó la carrera, se desató la lluvia. Quien sabe cómo se hubiese comportado Exaggerator en la pista mojada, que ha sido factor común en sus dos más importantes triunfos. Esta vez no se puso nunca más cerca que cuarto, y en la recta final simplemente se desvaneció. No llovió, Dessormeaux no tomó, y Exaggerator no se movió…
Elliott Walden, después del Belmont, le dijo a Pletcher que le iba a regresar a Gettysburg, quien elegantemente se negó: “Pienso que es mejor si eso no pasa”. Y no es para menos. Aunque nunca se sabrá con certeza, él, como la mayoría, piensa que esa pequeña diferencia por la que perdió su Destin, tuvo que ver con el tren de carrera. Sin Gettysburg, lo controlaba a su antojo Destin. Pero no pasó así.
Y otra curiosidad es que WinStar hace todo esto. Pero a ellos más que a nadie les interesaba el triunfo de Exaggerator, pues son los dueños de los derechos de semental de este potro, y su valor se disparaba con una doble corona. Pero así funciona ¿no?
*** ¿SERÁ QUE NADIE SE HA FIJADO EN el estado en que se encuentran los jardines internos de La Rinconada? “Afeitaron” lo que está frente a la pizarra porque es lo más visible y, además, allí se hicieron algunos actos protocolares en los Grado 1. El resto de esos espacios, otrora un gran orgullo, son ahora un descuido total. “Monte y culebra” diría el populacho. No es justo.
*** LA IMPORTANCIA DE UN CRACK. El año pasado, hubo récord de todo en Belmont, gracias a American Pharoah y su búsqueda de la Triple Corona. Este año, aunque no son malos los números de asistencia y recaudación, la realidad es otra. Hubo 60.114 aficionados, y el año pasado tuvieron que limitarlo a 80 mil de tanta gente que quería ir a ver al Pharoah. En 2015 se apostó $135.790.321 incluyendo todas las fuentes legales, y bajó ahora a $99.419.023; sólo en el hipódromo se apostó ese día $11.694.847 y el año pasado $16.950.758. En el Belmont, la carrera grande, bajó de $82.437.629 a $52.188.416.
Si se comparan estas cifras con 2013, año en que no hubo aspirante a Triple Corona (recordando que en 2014 estaba California Chrome) los números son sensacionales. La asistencia mejoró casi 30% la recaudación un 15% global, aunque las cifras de apuesta en el hipódromo eran básicamente las mismas, una curiosidad.
*** MICHAEL PHELPS, sí, el mismo, el que fue capaz de ganar 8 medallas de oro en unas olimpiadas, es desde hace 2 años un flamante propietario de caballos purasangre. Aún no ha tenido ningún caballo de renombre, pero va a probar suerte en la equitación con uno de ellos, Water Cube, que es un hijo de Rockport Harbor ganador de 1 en 8 salidas bajo la tutela de Graham Motion. El caballo se lo pasó al doble medallista olímpico de oro Phillip Dutton, quien ya lo probó una vez saltando, y afirmó que tiene “potencial”. Por cierto que curioseando sobre Dutton, encontramos que un caballo con el que tuvo muchos éxitos saltando lleva el nombre de Truluck, como el de Vallejo, que perdió por un “pellizco” la Copa Polo Grounds el domingo.
Water Cube es aquella particular instalación que hicieron en Pekín para los Olímpicos de 2008, al lado del estadio nacional.
Lo extraño que es que Phelps no se haya comprado alguna hija (o 8 de ellas) de Medaglia D’Oro.
*** BUEN ARREO, y buena mecánica, mostró el jinete aprendiz de las 100 victorias (bueno, 97), Cipriano Gil, para ganar el sábado la carrera especial para la promoción con el tordillo Master Cracker, que de paso se fue de manos en la partida, y se repuso para responder al triunfo. Entre los 600 y los 500 parecía que se quedaba, pero al entrar a la recta enfiló de nuevo y el jinete hizo varios cambios de látigo y arreó como debe ser, extendiendo los brazos en sincronía con el galope del caballo, una cualidad que se ha perdido pero que en el pasado distinguió a los mejores jinetes del país. Va de 5-3 Cipriano Gil en estas carreras en La Rinconada; se trata de un muchacho de apenas 16 años de edad, con todo un gran futuro por delante, mientras mantenga una línea de conducta apropiada y por supuesto el trabajo diario, con rigor y disciplina. De la mano de su agente, Walter “fofito” Campero, tiene muchas posibilidades de llegar.
La otra de los aprendices la ganó Edgardo Arévelo a bordo de Magia Negra, una que venía de perder en Valencia, llegando quinta, pero que antes estuvo corriendo siempre subida de lote, detalles que todos quisieran advertir, pero ¡antes de la carrera! Y no después. Arévalo está bajo la tutela de Williams Guillén, quien trabaja de manera muy cercana con sus pupilos, dentro y fuera del hipódromo, y confía en que este muchacho va a destacar. En la carrera lo hizo bien, aunque perdió un poco el control en la recta. Contuvo bien al inicio, luchando con la yegua que quería irse afuera. Cuando la soltó pasó con mucha intención por fuera en los 500, y al entrar a la recta primero se le batió adentro cuando castigó por la derecha, para luego irse, con más fiereza, hacia fuera, producto del cambio de látigo y castigo por la izquierda, que sin embargo pudo controlar bien dándole unos toques en la cara y no usó más el látigo luego, enfocándose en el arreo para terminar ganando con mucha ventaja. Quedó en evidencia que es una yegua a la que no le gusta el castigo, y es algo que el muchacho debe haber notado al final.
*** OJALÁ ENTENDIERAN LOS JINETES de hoy que la mejor manera de hacer correr velozmente a su caballo en la recta final, no es el castigo -demasiadas veces excesivo- con el látigo, sino el buen arreo, la sincronización con el galope, estirando y recogiendo los brazos en armonía, y usando el látigo con ambas manos cuando corresponde. Pero la realidad que vemos, prácticamente en cada carrera, es “palo y palo” indiscriminado, y permanentes cambios de línea, buscando afuera si por allí viene un rival, o adentro si alguno se le cuela (ver carrera de El Cumaco). O cambios de línea también por no tener el control sobre el animal, que reacciona cuando es castigado de más y siempre por el mismo lado (vean el video de Hércules y las 10 líneas que bajó para luego ser distanciado y regalar una victoria que era suya). No es un mensaje a un jinete en particular, es un llamado a todos, sin excepción. Hay calidad, y de eso no hay duda, pero hace falta cambiar algunos esquemas.
*** SUFFOLK DOWNS, el único hipódromo de Boston, con mucha historia y prestigio en su tiempo, enfrenta un cierre definitivo. Desde el año pasado, cuando el estado prefirió otorgar la concesión para un casino a un complejo hotelero y no al proyecto que habían ellos pasado, la crisis aumentó y no pudieron programar más carreras. Este año, con fechas aprobadas, planean usar 2,4 millones de dólares provenientes del Race Horse Development Fund -dinero del estado- para organizar 3 fines de semana de carreras, con 1 mes de diferencia aproximadamente entre cada una, y mantener así viva la actividad hípica en el estado.
*** LA INFORMACIÓN ES UN PODER, y el poder de la información está en la antesala”. Esa frase, y otras como “este juego no es de gusto, sino de información” o “un ganador es un ganador; un ganador no tiene precio, pero sí tiene valor”, distinguen hoy en día a José Gregorio Guerrero Bogarín, quien ofrece semana tras semana una información honesta y muy bien fundamentada -no por ello infalible- al servicio del aficionado. En estos tiempos en los que aparecen tantos sabelotodos que se auto-promocionan de mil maneras posibles para vender un dato, es cuando más valor tiene que gente seria comparte su experiencia, su análisis y su información, sin pedir una retribución económica ni ofrecer villas y castillos. En la transmisión de La Rinconada le acompañan excelentes profesionales, la mayoría de ellos con una extensa y reconocida trayectoria en la narración, y jóvenes figuras que aportan lo suyo, con entusiasmo y la necesaria pasión que se requiere para narrar una carrera de caballos. Uno de los más “veteranos” de ellos es Andor Tarkanyi, quien este próximo viernes estará celebrando su cumpleaños número 70, narrando en el HiNaVa, donde se inició en aquellas pre-temporadas que hicieron desde 1978.
*** EL WORLD CHAMPIONSHIP, o lo que es lo mismo, la Breeders’ Cup, suma dos millones premios este año. La Classic pasará de 5 a 6 millones a repartir, y la Turf de 3 a 4 millones. Son las dos carreras estelares del día principal, el sábado. La Classic en 2000 metros en arena, y la Turf en 2400 metros sobre grama, en la que compiten principalmente los europeos. Desde 2006, cuando se adicionaron carreras y se cambió el formato a dos días de competición, no se hacían incrementos. Este año son en Santa Anita, el 4 y 5 de noviembre. La organización de la BC subsidiará con un aporte de $40.000 a los participantes internacionales, y $10.000 a los que viajan domésticamente desde fuera de California.
*** SE VIENE ROYAL ASCOT. La semana de mayor lujo en el hipismo. Serán 8 Grupo 1 históricos en cinco días de carreras, y numerosos clásicos más, que convocan a participantes de toda Europa, América, Asia, y Oceanía. Parece que la pista será todo un factor, pues se anuncian lluvias constantes, y eso pone la pista Good-to-Soft, que es un estado de la grama que no le gusta a todos los entrenadores de Europa, quienes con frecuencia dejan de correr carreras importantes que tenían programadas cuando no les gusta la condición de la grama en un día determinado.
*** LA COPA SWEET CANDY se creó para dar la oportunidad a los potros de 3 años de correr por primera vez una selectiva en 4 codos. Después del “Páez” y antes del “Cría Nacional”, que son el primer y segundo paso de la Triple Corona. Durante un tiempo, desde finales del ’70 y mediados de los ‘80 la Copa Gaceta Hípica estaba insertada también de esa manera; luego se probaban diferentes copas (Carlos Eduardo Frías, Petare, Millard Ziadie, Uniproca -clásico-, Viviani, Gran Tiro -2000 metros-, My Own Business) en abril, antes del “Páez”, en 1800 metros, e incluso se llegó a correr el Clásico Gobernador del Distrito Federal en esa distancia, en febrero. Quizás haya algún otro caso que no estamos reseñando, pero lo cierto es que la fórmula actual, con esta carrera (Copa Sweet Candy) insertada en ese espacio, no ha sido una que haya dado algún ganador del 2° paso de la TC. Por el contrario, generalmente le ha quitado contendores al “Páez”, con la consecuente pérdida para el espectáculo. Después de 10 ediciones (11 con 2016) sin haber dado un ganador, parece que el punto queda claro.
Estará en manos de Waku romper esa racha.
*** LA MADRE DE CREATOR, ganador del Belmont, es una gran campeona peruana, Morena, que es hija del Líder Semental dominante en los últimos en ese país, Privately Held (Private Account) en la también Peruana Charytin, que es por el ganador del Belmont Stakes de 1981, Summing, en la francesa Crownit, aunque la línea materna es básicamente norteamericana, con origen inglés del siglo XIX. Morena fue campeona a los 2, 3 y 4 años en Perú, donde ganó 5 de 14 en que compitió, siempre en Monterrico, con un gran rendimiento en 2000 metros o más (su mejor triunfo fue en 2400 metros, Clásico Hipódromo de Monterrico G2), aunque a los 2 años también ganó en 1000 y una Copa en 1200 metros. A los 5 años fue llevada a correr a los Estados Unidos, donde no ganó en 8 actuaciones (todas clásicos de grado), pero figuró en todos menos uno, en Churchill Downs, Saratoga y Delaware.
Privately Held es todo un caso excepcional. Aunque fue stakes-place en los Estados Unidos, terminó corriendo reclamos muy muy baratos en Philadelphia -ganó uno por $4.000- y no sólo ha sido histórico en Perú, sino que ahora es abuelo materno de un ganador del Belmont Stakes, nada menos, y que ya es múltiple ganador Grado 1 (había ganado el Arkansas Derby en su preparatoria al Derby). Esta es la magia del pedigree: no hay reglas.