Columnas Del Buen #Hipismo JAIME CASAS @jaimcasa


*** LA STAMINA LA PUSO GRAN WILL, y el premio fue a nivel de Grado 1, luego de haber apenas ganado la de perdedores en su más reciente, un mes atrás. Se llevó el tercero paso de la Triple Corona, Clásico República Bolivariana de Venezuela (Gr. 1), evento central de la jornada dominical en La Rinconada. Desde su debut en abril siempre se esperó mucho de él, pero necesitó 4 carreras -y permanentes aumentos de distancia- para ganar. De paso, llegó a la inscripción del clásico sin jinete, pues quien lo había ganado, Iván Pimentel Jr., se decantó por la opción de León Vara (el más ganador del grupo que iba a competir) y entonces se presentó la oportunidad para Alfredo García Paduani, quien quedaba libre luego de la decisión de los allegados de Ocean Bay de pasar por alto esta carrera y darle tiempo al destacado ganador de los dos primeros pasos de la Triple de recuperarse plenamente de un sobrehueso en su mano derecha antes de volver a competir.
Gran Will había estado perdiendo peso en cada actuación, algo que puede ser normal cuando se debuta fuera de forma. Pero en este caso parece haber sido un síntoma de que algo no estaba bien, pues llegó al clásico bastante recuperado en el peso (+12 con respecto a su anterior) y el resultado fue más que contundente: Gran Will fue el único con fuelle para los 2400 metros y, desde los 700, cuando iba a unos 11 cuerpos, inició un rush para buscar a los punteros, descontando terreno poco a poco hasta doblegar a Ascender en los 200 finales y, desde allí, venirse hasta la raya con facilidad, en una carrera donde los favoritos, Rey Bárbaro y Don Polidor, nunca se vieron involucrados, mientras que Ascender, acosado siempre por León Vara, se mandó un carrerón y mantuvo un segundo lugar de méritos.
En la carrera iban sólo 6, 4 de ellos participantes de los dos primeros pasos de la TC, y sólo uno ganador selectivo, León Vara, que ganó una copa en mayo. Los “nuevos” eran Gran Will y Mr. Dancer, y ambos se metieron en la trifecta. El segundo lugar de Ascender le da éxito total a Sadler’s Wells, pues el ganador Gran Will es un Sligo Bay en Mimis Road Warrior, por Cahill Road (un propio hermano de Unbridled, por Fappiano y nieto de Le Fabuleux, por lo tanto con buen fondo) de La Orlyana, y Ascender y Mr. Dancer son Water Poet del Vista Hermosa. Sligo Bay está en Adena Springs, el haras de Frank Stronach, en su sede de Canadá, y se cotizó este año a US$7.500 el salto, siendo un nieto materno de Ballade, la madre nada menos que de Glorious Song, Devil’s Bag y Saint Ballado, y abuela de Singspiel y Rahy. Ha sido un buen productor de corredores de distancia, en grama y arena, y su mejor hija es Lexie Lou, que fue Caballo del Año en Canadá y le ganó a los machos el histórico Queen’s Plate en 2014. En Venezuela, Gran Will es su séptimo hijo corredor, sexto ganador, y primero selectivo.
Aunque ausente del país, disfrutando de vacaciones en Italia, Riccardo D’Ángelo dirigió la puesta a punto de este Gran Will, anotándose el 14° Grado 1 de su carrera profesional y colocándose a una selectiva de alcanzar las 100, un grupo al que pertenecen 11 entrenadores en la historia, liderados por Julio Ayala, quien estuvo cerca de las 300 (292) e impuso un récord eterno en cuanto a clásicos de grado, ganando 151, y ningún otro entrenador llegó a 100.
*** ESTOS SON LOS PARCIALES QUE TOMAMOS en el Clásico:
24,43 12,2 13,18 13,33 12,98 12,37 12,44 12,51 13,21 13,97 13,53
24,43 36,63 49,81 63,14 76,12 88,49 100,93 113,44 126,65 140,62 154,15
En todos los postes tomados, menos el último (200 finales) estuvo adelante Ascender, y León Vara lo secundó hasta la entrada de la recta, siempre colocado entre ½ cuerpo y 1 ½ cuerpo. No presionó demasiado, pero su presencia allí seguramente fue determinante en ese tren de carrera tan variable (se puede ver un inicio rápido, en fracciones de 12,1 hasta los primeros 600; luego un momento de desaceleración hasta los primeros 1000 metros, y de nuevo aumentando el ritmo hasta los 600, luego de lo cual el cansancio marcó el ritmo). Es muy poco usual ver una aceleración final como la que marcó el ganador Gran Will (pasaron de 13,97 a 13,53) con lo que demuestra que aún tenía cierto fuelle.
Escuchamos a más de un amigo cuestionar la calidad de esta generación que ha sufrido tantas bajas a estas alturas -muertes, lesiones, etc.- y registra aún menos del 50% de ejemplares activos (han corrido 550 y nacieron 1263). Pero, al contrario, en lo personal consideramos que ha sido una extraordinaria, y que aún falta mucho por ver, pues quedan más de 700 piezas que ni siquiera han debutado (si quitamos un 30%, que está cerca de un estándar mundial, hablaríamos de cerca de 500). El problema viene de origen, de logística de entrada a los hipódromos, proceso de doma, osificación, criterio de trabajo de los entrenadores de hoy, alimentación, programación, y otros factores que han promovido que hoy en día, básicamente con la misma cantidad de nacimientos que, por ejemplo, en 1998 -hace 15 años- corren sólo 139 dosañeros (¡y 37 carreras disputadas en 4 hipódromos!)  mientras que aquella generación tuvo 444 corredores a los 2 años, y cada años estos números siguen bajando (222 en 2013; 181 en 2014; 163 en 2015…). Creo que hay suficientes elementos de juicio para concluir que esta generación ha dado mucho sin tener el fogueo y la preparación necesaria, y cumplido siempre brindando un buen espectáculo, incluso en el Clásico del domingo cuando la distancia parece haber sido demasiada para casi todos los que atendieron el llamado. Y con todo esto, la programación sigue siendo la misma…
*** PRINCESA SOFÍA, un año después. La bella tordilla hija de Taconeo en Silvermount, por el tordillo Silver Buck, crédito de Haras Urama en Yaracuy, volvió por lo suyo. Todos la recuerdan como la mejor de su generación a los 2 años, cuando incluso le ganó a los machos el Comparación (Gr. 1), luego de lo cual fue enviada a los Estados Unidos a la recién instalada cuadra de Gustavo Delgado en la adyacencia de Calder para continuar su campaña en ese país junto a La Reina Serena, pero nunca se adaptó bien y regresó a finales de 2014, en principio con la intención de correr en la Serie Hípica del Caribe que se hizo ese año en La Rinconada, pero terminó reapareciendo, con victoria, en abril del siguiente año, bajo el cuido de Nelson Castillo, con quien ganó luego dos más en su lote para terminar ganando el Clásico Armada Nacional Bolivariana (Gr. 2) sobre Naborí y Sarasota. Luego de ser probada en largo su rendimiento decayó y pasó un año completo sin volver a triunfar, hasta que regresó este domingo para brindar una contundente demostración en el Clásico de La Armada por segunda vez, dominando con más de 8 cuerpos de ventaja a la gran favorita La Alpujarra, que corrió esta vez muy -demasiado- conservadoramente y quedó relegada ante una Princesa Sofía muy mejorada (físico imponente de 480 kilos, que contrasta con los 466 del año pasado en esta misma carrera) que fue capaz de rematar en 24,28 (más rápido que el primer parcial de la carrera, de 24,23) los 400 finales, acelerando aún más en los últimos 200, dejando marca de 95,72 en la milla, en tiempo nuestro.
Defensora del Stud Sport Services, divisa del desaparecido Ruffos John que ha ganado este año clásicos de Grado hasta con 3 ejemplares distintos (Girls Twin y Neymar Jr., ambos Grado 1), Princesa Sofía es ahora una ganadora de 8 en 18, con su tercer clásico de grado. La condujo el líder de la estadística, Carlos Rojas.
Princesa Sofía venía de perder 2 veces con La Alpujarra, a 21 3/5 y luego a 4 ½, escoltándola en el Clásico Eduardo Larrazábal. Su mejoría fue notable, dando valor al trabajo de cuadra.
*** LOS MEJORES DE LA SEMANA. Esa sola victoria de Gran Will le valió a Riccardo D’Ángelo ser el más destacado, en dinero, entre los 89 entrenadores que compitieron y 25 que ganaron. Le secundaron, con 3 victorias por lado, desde Valencia Alejandro Ortíz y José Bladimir Gutiérrez, y 3 también ganó Freddy Petit / Rigo Sarmiento de nuevo líder entre los jinetes (102/27) ganando 4 de 7, incluyendo el Clásico Natalicio de El Libertador en Valencia, liderando también por dinero. Varios duplicaron / La Orlyana retomó la punta en la estadística nacional con 2 victorias en la semana, y el jugoso premio de Gran Will, que se revela como otro buen importado en vientre salido de esas tierras benditas de Anzoátegui. Ganaron de 18 haras diferentes y compitieron de 17, y el líder en triunfos fue Oropal con 6 / Ferálico y Octagón fueron los Studs más destacados, con 3 triunfos por lado, y Los Grandes lideró en producción. Con su doblete selectivo en Valencia, el Ferálico se consolida en la estadística nacional, buscando el back-to-back.
*** GRAN WILL es el sexto, en los 57 años de historia de la Triple Corona, que gana el tercer peldaño sin haber participado en los dos primeros. Antes que él lo hicieron -los ponemos alfabéticamente, no por año- Arrecife, Casanova, José Manuel, Tatuaje y The Queen. Nunca hubo un ganador del segundo paso -hoy “Cría Nacional”- que no corriera las otras dos; mientras que el “Páez” ha tenido como ganadores que luego no participaron más en la TC, a Astrum, Con Brío, Guanabara, Mr. Ángelo y Noche del Sur.
En el caso del jinete, se dio con los dos primeros triplecoronados (Gradisco y El Corsario) que no tuvieron el mismo jinete en las tres carreras, lo cual significa que el tercero, Iraquí, colocó a Juan Vicente Tovar como el primer jinete en ganar una triplecorona. Pero nunca había pasado esto, al revés, que un jinete ganase las tres carreras con ejemplares diferentes, como le tocó a Alfredo García Paduani con Ocean Bay y Gran Will este 2016, un curioso hecho histórico al estilo de D. Wayne Lukas en la Triplecorona de EUA en 1995, cuando ganó Derby y Belmont con Thunder Gulch y Preakness con Timber Country, un récord que de paso fue parte de una racha de 6 carreras de triplecorona, con el Preakness y Belmont de 1994 (Tabasco Cat) y el Derby de 1996 (Grindstone). García Paduani, antes de este épico logro 2016, nunca antes había ganado una carrera de la Triple Corona, en 12 ocasiones en que había competido. Sólo 13 jinetes han ganado más de 3 carreras de la serie, en una lista que lidera Emisael Jaramillo, con 17, incluyendo 3 triplecoronas ganadas.
*** PREOCUPA QUE SE PIERDA EL ORDEN, también en cuanto al respeto al programa oficial y los colores que deben vestir los jinetes en carrera. Ya sabemos que VAL ha estado por completo fuera de orden, y las autoridades allí no imponen los correctivos que contempla el reglamento. En La Rinconada en general se ha manejado muy bien, con unas pocas excepciones cada semana. Pero vimos en el Clásico correr al ganador Gran Will con colores del Stud Perseverancia, cuando estaba claramente señalado en el programa oficial Stud Los Grandes, y confirmado durante la semana, antes y después de la carrera (día lunes) el registro oficial de propiedad a nombre de Vittorio Lungavite. Se agravó el caso doblemente cuando en la grama interna colocaban la chaquetilla no oficial, y en las resoluciones del comisariato no se observó ningún señalamiento o siquiera una multa con respecto a esta situación. No queda mucho, pero si dejamos que nos quiten lo poco que queda de prestancia, organización y respeto a los valores hípicos, podríamos entrar en un peligroso camino de no retorno. También están proliferando las fotos en la pista, antes del paddock de ganadores, sin la vestimenta formal requerida, algo que no es capricho, sino una exigencia del reglamento nacional de carreras. Y eso sin contar el poco respeto al código de vestimenta en la foto oficial del paddock.
*** PROMETE EL CLÁSICO GUARDIA NACIONAL. La lista de nominados (cerramos esto antes de la inscripción) colocaba en perspectiva una carrera muy llamativa. Bien equilibrada en el handicap y con aspirantes de muy buena clasificación, todos en óptimo estado, de acuerdo a lo que pudimos conversar con el toma-tiempo Jorge Castillo en la mañana del sábado en La Rinconada, cuando casi todos ellos hicieron su briseo. Será un excelente espectáculo, anticipamos.
*** COPA ALFREDO TOLEDO GUERRERO. Es justo y necesario. Un hombre de familia hípica, que dedicó toda su vida a la pasión por el hipismo y lo hizo en grande, como criador y como propietario, además de haber sido un importante gremialista. Con su Stud Saltrón fue protagonista de una época de oro, ganando por 5 años (1970-1975-1977-1980-1986) el premio al Mejor Stud del Año, y tuvo una sana competencia en esa materia con la “dama del hipismo”, Doña Peggy Azqueta, quien tiene una Copa a su nombre desde hace más de 30 años. Con Haras El Bosque igualmente destacó, aportando numerosos campeones y nombres inolvidables a la historia hípica del país. Nombres como Gelinotte, Tan Bonita, Bethia, Nohaní, Florange, Val Fleurie, Iuta May, Barataria, Baklava, entre otras, y machos como Le Notre, Altivo, Motatán, Kabakan, French Dancer, Termidor, Nevers…apenas extrayendo algunos de los ’70 y ’80.
*** SEMANA DE 3 SELECTIVAS EN VALENCIA. La principal era el “Natalicio de El Libertador”, en la que esta vez PedroRodrigo, favorito y ganador de este evento el año pasado, no se movió nunca. Ganó allí Prince Iron, estrenando los colores del Ferálico, dominando sobre plena sentencia al valiente Oscar Andrés, que no quería perder con José Martín Toro de jinete, enseñando aún lo suyo, a sus 50 años. Prince Iron es otro Big Prairie (Danzig) que gana en largo, en Urbane Hustle, de Haras La Orlyana, ahora con récord de 9 triunfos, entrenado por José Bladimir Gutiérrez y con la monta de Rigo Sarmiento.
En la Copa Marina Mercante el handicap hizo la diferencia. Magin Marine (un marinero) hijo de Voyageur (Danzig) en Silver Marine del Buenaventura, presentado por Wlaimar Suárez para el Stud Mar-Ram. Venía de perderse con Jake El Pirata, que fue amplio favorito de nuevo, pero recibiendo esta vez 3 kilos pudo salir airoso, alcanzado el triunfo número 12 de apenas 28 actuaciones (poco para su edad), con Maykor Ibarra como jinete. Fue el primer triunfo selectivo en su campaña, y lo logra a los 7 años, convirtiéndose en el ganador selectivo número 22 para Voyageur, formante parte de su última generación.
Finalmente, la Copa Climalba se tradujo en victoria con cierto toque de sorpresa para Lady Luck, otra que estrenaba colores, los del Ferálico, y entrenamiento de Alejandro Ortíz, quien se puso a tiro en la estadística, muy cerca del líder Héctor Reyes. Con la monta de Jaime Lugo, Lady Luck, una hija del líder semental Gold Dollar (Seattle Slew) en Gran Palabra, por Striding Out (Danzig) del Vista Hermosa, en plena sentencia dominó a la favorita Miss Craker, que estaba invicta en 4 en Valencia y resultó castigada en el handicap, subiendo 1 kilo con respecto a la Copa Hermán Ettedgui que ganó en mayo. Lady Luck no ganaba desde mayo 2015, en La Rinconada, y este resultó su primer triunfo selectivo.
*** LARA INVICTA. Llama la atención esta potranca del Agua Miel, hija de Fifth Edition que entrena Fernando Parilli Total para el Stud Z Affair, que es una sociedad del Stud Z.M. con el Haras Agua Miel. Se trata de una tresañera que no ostenta un gran físico, pero que ha resultado muy cumplidora. Iba a una prueba difícil, subiendo de lote y de distancia y enfrentándose a maduras por primera vez, y no pareció esforzarse demasiado para ganar sobre Niña Daymar y la buena prospecto Biloxi Queen, que era la favorita. Pey Delgado en los estribos.
*** SÁBADO CON 9 RECLAMOS. Si, de las 11 competencias programadas, más del 80% tuvieron esa condición. El domingo, sólo una de 12. Todos esos reclamos salieron de los llamados adicionales, 10 en total, y ninguno quedó desierto, mientras que la programación del “librito” aportó apenas 11 carreras al doble programa, con un total de 15 competencias desiertas, una tendencia que es común semana a semana pues las adicionales, aparte de ser muchas, fraccionan aún más los lotes. Hace 30 años –y años más y años menos, nos queremos referir a aquellos tiempos de una hípica estable y rentable, no existía la adicional, y se hacían sin problemas 24 carreras a la semana, con menos caballos alojados en La Rinconada que hoy en día. Semanalmente brisean entre viernes y sábado más de 400 purasangres, pero al momento de inscribir el promedio es de 180, y con los retirados esto baja sustancialmente. Este debería ser un tema de discusión de los gremios, permanentemente hasta encontrar una solución.
*** 11 AÑOS DOMINANDO NORTHERN DANCER en los 2400 metros del República Bolivariana de Venezuela (Gr. 1). Y 9 son directamente a través de Sadler’s Wells, mediante 4 sementales diferentes (Water Poet, 4; Marconi, 2; Synergetic, 2; y ahora Sligo Bay, 1). Los otros 2 son My Running Mate (Big Prairie-Danzig-Northern Dancer) e Il Macchiato (Dehere–Deputy Minister–Vice Regent–Northern Dancer). Para completer, la trifecta del clásico este año la completaron dos hijos de Water Poet, Ascender y Mr. Dancer.
** PARECE QUE NADIE LE DIJO A SONGBIRD que Saratoga es el cementerio de los campeones, algo que su entrenador -ya de 70 años- Jerry Hollendofer, tampoco cree, pues declara no ser supersticioso. Pero la gente de Carina Mía, Julien Leparoux y Bill Mott, sí lo sabían muy bien y se lanzaron a por el reto en las CCA Oaks, un Grado 1 de 500 mil dólares, una de las competencias más importantes del fin de semana de apertura de Saratoga, un meeting que tendrá especial significación este año para Venezuela pues en agosto será exaltado al Salón de La Fama el jinete venezolano Ramón Alfredo Domínguez. Songbird estaba corriendo 1800 metros por primera vez y también por primera vez fue retada, aunque igual pudo sacar parciales bastante cómodos como para salir airosa cuando Carina Mía se le encimaba y dejarla varios cuerpos atrás en la recta final a pesar de que decayó bastante, con un remate que fue casi de 13,3. Songbird, ahora de 9-9, se queda en Saratoga para ir por el Alabama, el 20 de agosto.
Otra carrera de lujo el fin de semana fue San Diego, Grado 2 de 200 mil dólares en Del Mar, en la que Dortmund se fajó toda la carrera con California Chrome y cayó vencido con honores, mientras el Chrome sigue haciendo historia aumentando a $12.652.650 su cuenta de producción, aun con varias carreras importantes en el calendario 2016. La próxima debería ser el Pacific Classic, en el que no sólo veríamos un remake de este duelo, sino también a la súper campeona Beholder, que estará en acción este sábado, y buscará repetir su hazaña del año pasado.
Estas dos competencias se corrieron con apenas 5 competidores en cada una (a pesar del buen premio que reparten), y prácticamente en “fila india”. Cuando corren pocos en La Rinconada en un clásico nunca falta los que se enfocan en esa circunstancian y lo sacan a relucir como lo más importante -sobre todo a través de las redes sociales- pero cuando es en otro país, esos mismos sólo hablan de Songbird y de California Chrome. Con los bajísimos premios que tenemos hoy, la condición de la pista, la escasez de alimentación y medicinas, nuestros propietarios siguen compitiendo para mantener el espectáculo a flote. Es algo que deberíamos valorar, más que cuestionar.
*** CALIFORNIA CHROME es el segundo caballo nacido en EUA que ha producido más de 10 millones de dólares en su campaña. Antes que él, solo Curlin, aunque entre los dos equibase.com coloca al japonés Espoir City con 11,4 millones. Esto se debe a que ese caballo corrió en EUA (en la BC Classic de 2010) y eso le dio carácter oficial dentro de los parámetros que han manejado siempre en los Estados Unidos, igual como hicieron con Trinycarol cuando la compró el magnate Eugene Klein para que la entrenara D. Wayne Lukas, y fue reconocida como la yegua líder del dinero mundial todo ganado en La Rinconada en apenas 24 actuaciones -18 triunfos-. En la misma lista, pero por triunfos, el que aparece a la cabeza es un caballo absolutamente desconocido para todos: Time to Bid, que corrió -y ganó- desde los 2 hasta los 13 años (1977-1988) ganando 50 veces de 179 que corrió, con 33 segundos y 35 terceros, produciendo $241.247 sin haber sido un caballo clasiquero, aunque llegó 2° a los 6 años en un clásico pequeño de un hipódromo más pequeño aún.
*** ORIGAMI EN VENTA. Nos comentó en días pasados Juan Francisco Alvarado, quien es su propietario actual, que la noble Origami, nuestra campeona sentimental a las que nos unirán lazos eternos por siempre por tantas alegrías y satisfacciones que nos dio en la pista (12 triunfos, incluyendo 1 clásico Gr. 2 y 2 Copas), está en venta, preñada por el rendidor Deliberately (A.P. Indy) el 25 de marzo, para parir en febrero 2017. Tiene una potra al pie por Vacation, aún sin destetar, y una yearling por Mr. Mistoffelees. Origami, aparte de tener muy buen récord de preñez y potros nacidos, está más que probada como madre por el campeón millero Hay Fe, y con 16 años de edad aún tiene para dar varios años más. Además de Origami, Juan Francisco pone a disposición de los interesados a sus otras yeguas, Caribbean Poker (preñada por Deliberately, con potro al pie por Prussian y yearling por Mr Mistoffelees; y Catira Fabi, ganadora clásica de Grado, preñada por Mr. Mistoffelees, potra el pie por Miner’s Lamp y yearling por Mr Mistoffelees. En el correo jf_alvarado@icebergraphics.com podrán obtener más información.
*** LA SEMANA PASADA, cuando mencionamos todo lo relacionado a la Copa Jib Dancer, incurrimos en dos omisiones importantes al no mencionar ni al entrenador Julio Henrique Ayala Coronil ni al Sr. Luis Hernández, quien fuera el socio de José Francisco Blanco no sólo en Jib Dancer, sino también en su madre, Marimoni, y por tanto parte integral de la historia del caballo que se convirtió en el segundo criollo dos veces ganador del magno evento de nuestro hipismo. Injusta omisión en ambos casos, producto del siempre poco tiempo disponible para hacer estas notas.
*** TAMBIÉN SE NOS PASABA POR ALTO reseñar el triunfo, con récord de pista incluido, de Tiger of Wales, pupilo de Armando Rodríguez que entrena Michael Maker. Fue el domingo 17 de julio en Belterra Park, en un allowance abierto, sin restricciones que ganó con facilidad y respondiendo como el favorito de la carrera, logrando su tercera victoria consecutiva y quinta en su campaña. Alazán de 4 años, Tiger of Wales es un hijo de D’Wildcat y nieto materno de Notebook. Armando lo adquirió como dosañero, y en premios ha reportado casi el triple de su valor de su subasta. Nada mal.
*** EL RACING POST, que es como el DRF de Inglaterra, una de las fuentes de información más importantes del hipismo europeo, está ofreciendo 75 libras a cada persona que asista a una conferencia de 90 minutos que tienes fines de investigación de mercadeo. Significa que se están tomando muy en serio el tema, y quizás buscando nuevas ideas para llegar a su audiencia y mejorar sus servicios.
*** PARAGUANÁ SIGUE LUCHANDO. El domingo hicieron nuevo programa, con 8 competencias y trío de clásicos. Mr. Increíble se llevó el “Simón Bolívar”, en 1900 metros, desquitándose de la derrota sufrida en 2015 en esa misma competencia. Los paraguaneros celebran esto como una Triple Corona, aunque no es un evento ni una trilogía para tresañeros como se entiende este concepto a nivel mundial, pero en todo caso fue motivo de una gran celebración de parte de sus allegados.
Silvery Prospect llegó a 33 victorias en el circuito falconiano, en busca del récord de más ganadas que tiene Brandy Bravo, ganando la Copa Espidel, sobre Fast Tip y Rey Will.
Finalmente, Hy Surprise se llevó el Clásico Ciudad de Coro, en 1400 metros, derrotando sin problemas a La Chococookie, su única rival, que se infartó después de finalizada la carrera. En Paraguaná, Hy Surprise es toda una campeona, con 11 triunfos en 12 salidas (de 9-8 este 2016).
La información de estos resultados nos la hizo llegar el periodista Pedro Colina Depool.