Columnas Del Buen #Hipismo JAIME CASAS @jaimcasa


*** LLOVER SOBRE MOJADO. Podríamos ahondar en detalles sobre la información de lo que sucedió en la semana, o podríamos también emitir una dura opinión sobre ello. En cualquiera de los casos, sería simplemente hacer un copy-paste de un tema que ya nos agobia, y que tantas veces ya hemos escrito y reseñado, y que vuelve a repetirse una y otra vez.
No hubo carreras en La Rinconada. Todo parece indicar que este próximo fin sí habrá, ya que los traqueos se reanudaron y no hubo necesidad de dirimir si había disposición o no de inscribir, pues los mismos programas suspendidos se mantienen. Toda la programación sub-siguiente se corre un mes, lo cual implica que la Gala Hípica ya no será la última de semana de agosto sino la primera de septiembre. SI estuviéramos regidos por un comité como el que existe en todos los países, esta grave falta de un cambio improvisado de fecha daría pie a una segura sanción para el hipódromo, y los 5 Grado 1 de ese día serían bajados a Grado 2, lo mínimo. Pero aquí el mismo ente que hace y deshace también se regula y es casi seguro ni sabe que estos cambios son inaceptables en el hipismo organizado.
Lo cierto es que sí, tendremos carreras, pero aquí nada se ha solucionado. Y tampoco está en camino de solución, porque se mantiene la misma técnica gerencial: ceder al chantaje; prometer lo que no puede cumplir; pagar para complacer. En fin, los paños calientes, la apariencia de que se hace mediación y se resuelven problemas, mientras se sigue alimentando un modelo que no funciona, que se come mucho dinero y no tiene contento a ningún sector dentro de un hipismo que está manejado por un pequeño grupo que se lleva enormes ganancias mientras toda la industria padece los embates de la economía y de la escasez. A pesar de ello, hay un grupo de criadores y propietarios vendidos a la idea de entregarle (no es privatización. Las cosas por su nombre) el hipódromo a ese mismo grupo, a cambio de ofertas de primas y premios, sin darse cuenta la realidad de lo que vivimos, y viviríamos si se concreta ese proceso: mucho para pocos y poco para muchos.
La reunión que hizo un grupo de propietarios el lunes es positiva. Se plantearon problemas y se exigieron respuestas al hipódromo y al directorio de AsoProRín. Se buscan paliativos, que son fundamentales para superar esta crisis puntual, pero no una solución. Nuestro hipismo sólo podrá salir avante de todo esto con cambios estructurales, buscando colocar cada cosa en su lugar. Que cambie la directiva de AsoProRín es algo que ya sucedió, y nada se solucionó, porque esta asociación es sencillamente un saco sin fondo, o ¿cómo se explica entonces que se le pida a cada propietario pagar Bs. 30.000 x caballerizo (Bs. 90.000 por caballo, porque cada uno cuida 3) y que esos 90.000 no alcancen para pagar los Bs. 6.000 semanales que estos cobran, ni todos los emolumentos contemplados en el contrario? Eso se volvió un monstruo sin cabeza, que asfixia a los propietarios y, de paso, no es ni siquiera una solución de vida para los mismos caballerizos, que como cualquier otro grupo de venezolanos parece duramente la economía actual.
Hay que ir al fondo. Los caballerizos deben estar -como en cualquier parte del mundo- a cargo de los entrenadores. Los propietarios y criadores deben exigir representación en el directorio del I.N.H., la que perdieron cuando se creó la fatídica Junta Liquidadora. Se debe exigir participación en cualquier apuesta hípica que se genere (nacional o internacional; legal o ilegal, que incluye remates y oficinas) y cuentas claras, pues desde hace ya tiempo no se revela cuánto se apuesta cada semana. Empezar por allí ayudará; será un camino largo y duro, pero nadie dijo que recuperar una actividad que tiene tantos años expuesta al caos sería fácil.
*** LOS MEJORES DE LA SEMANA. Los aficionados, que estaban allí en cantidad, en los centros hípicos y en el hipódromo La Rinconada, pidiendo carreras, y dispuestos a apostar y apoyar el espectáculo en la circunstancia que fuese. Se ganan el merecido reconocimiento, por esa fidelidad y aguante, sin la cual habría sido imposible que aún hoy, pese a todo, podamos hablar de hipismo en Venezuela. Sin transparencia en las carreras, con dividendos bajísimos, información incompleta y sin facilidades de ningún tipo, allí se mantienen cada día de carreras.
*** PARA QUIENES NO ENTIENDEN EL RATING. El Beyer, que desde hace algunos años publica en su retrospecto el Daily Racing Form, creado por el handicapper Andrew Beyer -autor de varios libros sobre este tema- es el resultado de muchos años de análisis. Hoy en día hay muchos “sistemas” (cada quien tiene el suyo) pero es indudable que ese numerito se convirtió en una referencia que ayuda a miles de personas a tomar sus decisiones antes de apostar a una carrera en cualquier hipódromo de los Estados Unidos. No es un sistema tan complejo, pero sí contempla unas variables importantísimas para sacar ese número final que permitirá comparar y establecer un análisis entre caballos que compiten en una carrera y que vienen de correr en pistas, hipódromos y distancias casi siempre diferentes. Hay quienes sacan un rating (término que aplica a cualquier número que califique la actuación de un caballo, sin tomar en cuenta el método utilizado para ello) tomando récord de pista y tiempo del caballo y ya. Otros incorporan la variante de pista. Otros agregan la variable lote. Y como esos, otros elementos más. El Beyer los abarca todos. Y el que hacemos en www.hipicomputo2000.com tiene mucho que ver con eso también.
Hay que conocer todo esto para entender por qué Flintshire, marcando 2.18.24 (138,1 diríamos aquí) recibió un beyer de 104 en esta carrera, a pesar de que dos carreras antes, en mismo hipódromo y misma superficie -pero en otro lote- un hijo de Kitten’s Joy de nombre Deeply Undervalued ganó una de perdedores en 2.14.35 (134,1) ¡4 segundos más rápido! Y recibió un beyer de 87. Lote mata tiempo, dicen los ingleses…
Flintshire es un hijo del inglés Dansili (Danehill) y su madre es por Sadler’s Wells, así que es producto del cruce de aquellos dos “monstruos” de padrillos que hicieron de Coolmore la más importante operación de cría y de carreras en el mundo. Ese cruce hoy se está usando mucho a través de Galileo por línea paterna, pero curiosamente fue explotado muy poco cuando estaba activo Sadler’s Wells, y eso que Danehill producía largo más de 300 potros cada año (es decir, que se sumaban cerca de 150 yeguas cada año como posibles matronas). Flintshire fue entrenado antes por André Fabre y en 2016 llegó a los Estados Unidos a la cuadra de Chad Brown, y ya tiene dos clásicos nuevos en su perfil: El Manhattan, Grado 1 de Belmont en 2000m; y ahora este Bowling Green, Grado 2 de Saratoga, en 2200m, en ambas ocasiones con Javier Castellano de jinete. Ya el año pasado ganaba el Sword Dancer de Saratoga, pero aquella vez lo hizo viajando desde Francia, a donde regresó luego para llegar 2° por segunda vez (y correr por tercera) en el Arco de Triunfo, la carrera más importante del mundo, que se correrá este 2016 en Chantilly, afuera de París, y no es su sede de siempre, Longchamp, que está en un ambicioso plan de renovación. En 2014 perdió apenas a ½ de Main Sequence la BC Turf de Santa Anita, así que está de 4-3 en los Estados Unidos. Inició su campaña en Francia a los 3 años (ahora tiene 6) y alternó en Chantilly y Longchamp. Ha ido a Inglaterra dos veces a correr el Coronation Cup de Epsom (2° y 3°) y a Hong Kong para el HK Vase (1° y 2°), además de Dubai, también para un 2° en el Sheema Classic. Cuando cerramos estas líneas no había una definición sobre a donde apuntaba Flintshire en su siguiente; parece el Sword Dancer el paso lógico y quizás luego el Arco, pero es un caballo de 6 años con unas cuantas “millas” acumuladas de viaje. Aunque es evidente que vive un momento sensacional, puede que se quede a esperar la BC Turf en EUA, aunque también deberá viajar para ello. Si vuelve a Europa, emociona la posibilidad de ver a Castellano corriendo alguna de esas carreras, aunque sabemos que en la práctica es muy poco probable. En ganancias llegó a US$8.274.910, y eso que tiene unos cuantos segundos en Grado/Grupo 1 en las que tuvo chance real de ganar, pero no demasiada suerte.
*** UNA COLUMNA CON MUCHA INTERNACIONALIDAD esta semana. Eso es lo que parecen buscar algunos, que hoy manejan la apuesta y quieren quedarse con todos, porque en las internacionales no necesitan invertir ni un bolívar (todo lo paga el operador del Sport Book) y no pagan premios ni sufren paros, y los márgenes de ganancias son altísimos, aparte de tener carreras todos los días, desde mediodía hasta medianoche. Lo que está en juego es una industria completa, que en un tiempo se consideró mediante estudios bien elaborados que aportaba al país unos 150 mil empleos, entre directos e indirectos. Es un impacto enorme en la economía y se pretende acabar con todo, asfixiando a todos aquellos que la mantienen con sus inversiones, solo por el interés de unos pocos…hay que abrir los ojos.
*** ¿SABEN DESDE CUANDO NO PERDÍA BEHOLDER? Desde el Ogden Phipps de Belmont en Junio 2014, cuando llegó cuarta, apenas a 1 cuerpo, corriendo lejos de la velocidad y abriéndose en la curva. Desde entonces, habían sido 8 triunfos consecutivos (5 Grado 1) hasta que el sábado la sorprendió Stellar Wind en el Clement Hirsch, Grado 1 en Del Mar, superándola por ½ cuerpo, un clásico que el año pasado ganó por 7 cuerpos. Pocos esperaban una derrota de Beholder, que a sus 6 años se mantiene óptima, pero Stellar Wind, la hija de Curlin, no la dejó correr cómoda nunca, en una carrera donde iban 5 pero corrieron solo ellas 2. Stellar Wind venía de reaparecer llegando segunda ante la propia Beholder en la milla del Vanity, donde los parciales fueron súper cómodos y ella corrió más lejos. Más puesta y en 1700, todo cambió. El Pacific Classic es en tres semanas, donde California Chrome le espera. Beholder nunca ha perdido dos veces seguidas en toda su campaña, en las 5 temporadas que tiene corriendo, así que habrá todavía más condimento allí.
*** MURIÓ SEEKING THE GOLD. Tenía 31 años, y casi 8 años ya pensionado, pues en 2008 cayó drásticamente su fertilidad. Estaba pensionado en Claiborne Farm, el histórico haras de los Hancock, que tiene más de 100 años de historia (fundado en Virginia en 1910, y mudado a Kentucky en 1947) pasando de generación a generación en la misma familia, y a lo largo de ese tiempo sementales alojados allí ganaron 29 lideratos (Nasrullah, Bold Ruler, Princequillo, Mr. Prospector, Ambiorix, Danzig), habiendo sido importadores desde Europa de Sir Gallahad III, Blenheim II y Princequillo, además de otros célebres como Secretariat, Buckpassery Nijinsky II, que también dejaron huella; y 42 Líderes abuelos maternos. Claiborne siempre mantuvo la política de no utilizar en exceso los padrillos, y por ello es más resaltante aún el hecho de que todos estos sementales impactaron tan profundamente en el hipismo mundial produciendo solo 60-70 hijos al año, a diferencia de los tiempos de hoy, en que a un American Pharoah lo ponen a servir más de 200 yeguas, y con el shuttle pueden llegar a 400, por el gran negocio que representa la venta de servicios.
Seeking the Gold, siempre propiedad de los Phipps (criado y corrido, y luego parte de esa larguísima alianza de las dos familias, Phipps y Hancock) produjo 93 ganadores clásicos (18 Grado 1)  en 19 producciones. Nunca tuvo más de 70 hijos en un año, y promedió poco más de 45 hijos por temporada. Fue muy versátil en cuando a sexos, distancias y precocidad, produciendo buenos corredores prácticamente a cualquier nivel. Como corredor, ganó 8 y 6 segundos en 15 actuaciones, ganando dos Grado 1 y produciendo $2.307.000, a los 3 y 4 años. Perdió a escaso margen el Haskell y el Travers en duelos sensacionales con Forty Niner, y la BC Classic nada menos que con Alysheba.  Siendo hijo de Mr. Prospector y nieto materno de Buckpasser, la huella de Claiborne siempre estuvo presente. Su servicio llegó a costar US$250.000, y bajó a US$125.000 sus últimos años.
En Venezuela, su influencia ha sido manifiesta principalmente como padre de padrillos. Yeguas hijas suyas vinieron apenas 3, y hay dos activas: Etched In Gold en La Alhambra y Shanghai Bandit en Oropal. Gran Derby trajo a Golden Laurel que dio al figurador selectivo Romano, en Santa Rita. Padrillos, tenemos a Solitary Vision, Miner’s Lamp, Golden Spikes, Champlain, Seek Smartly, y algunos otros, agregando a Comediante (IV, por Jazil), Carontes (IV, por Mutakddim) y Dubai Queen (IV, por Cape Town).
*** PARECÍA UNA LOCURA lo que hizo Hill’n’Dale el año pasado, al pagar 6,2 millones de dólares por el 20% de Curlin. ¿Valía entonces 31 millones? Pues en ese momento, como semental no estaba muy bien valorado. Tenía 2 años siendo bajado el valor de su servicio y aún así la demanda también se reducía. Pero definitivamente  John Sikura tuvo buen ojo, pues además acordaron con los dueños del otro 80%, Stonestreet, trasladar el caballo a Hill’n’Dale, donde cumplió en 2016 una exitosa temporada de monta disparando a 100 mil dólares cada salto. A pesar de haber dado a Palace Malice y liderar a los padrillos de tercera generación en 2014, no era mucho lo que se podía exaltar de Curlin como padrillo. Como corredor, todos recuerdan sus enormes éxitos, sobre todo desde que fue adquirido por Stonestreet (solo el 80%, pues el resto quedó en manos de sus propietarios originales, que fueron a prisión por estafa, y luego en manos de un tribunal). No obstante, en 2015 salió Keen Ice, salió Curalina, salió Stellar Wind, todos ganando Grado 1. Y ahora siguen ganando, y también Exaggerator (que es puro fango, como aquella BC Classic que Curlin ganó en 2007, que era mucho más fango), y hace poco Off the Tracks (el Mother Goose).
En Venezuela hay dos yearlings por Curlin, ambos alazanes como su padre. Un macho que lo tiene Del Mar, y una hembra que tiene La Invasión. Ambos se pueden ver en la sección de catálogos de www.hipicomputo2000.com
*** THIRD DAY, un potro que vendió el venezolano Omar Olivares, ganó temprano en Monmouth Park el domingo, día del Haskell. Estaba apenas en su debut, y se impuso con mucha facilidad y sin apremios, marcando 64,19 en 1100 metros, en una pista que ya estaba irregular en ese momento por la lluvia.
Parece con buen futuro este dosañero, que es un zaino hijo de Bernardini en una madre por Street Cry. Omar Olivares, quien tuvo un Venezuela el Stud Triple AAA entre otros, adquirió a Third Day en la subasta de Keeneland septiembre en 2015, pagando $150.000, y luego de prepararlo durante algunos meses lo presentó en las ventas de Ocala en Marzo 2016 casi cuadriplicando su inversión, al recibir (lo reseñábamos en su momento) US$575.000 por su venta de parte de Spendthrift Farm (los colores de Beholder), cuyas sedas vistió, con el entrenamiento de Todd Pletcher. El potro trabajó 400 en 21” en esa subasta, causando el impacto que llevó a su escogencia por tan importante divisa.
Omar Olivares, un hípico entusiasta y conocedor de la materia, fue otro inversionista de esos que “expulsamos” de nuestro hipismo por tantos problemas y obstáculos que se imponen para invertir acá.
*** AMERICAN CLEOPATRA. Sorprendió, más que el triunfo debutando de esta potranca, el dividendo que pagó (7 a 1), a pesar de toda la publicidad en medios impresos y redes sociales que tuvo, al tratarse nada menos que de la propia hermana de American Pharoah. Fue en Del Mar el domingo, y ganó con una solvencia impresionante. La carrera fue muy rápida y ella salió a fajarse desde el inicio, pasando temprano para terminar ganando a sus anchas. Justin Zayat, quien maneja el Stud de su padre, declaró que ellos esperaban buena carrera, pero que tenían dudas por la corta distancia de 1100 metros. American Pharoah debutó por esta misma fecha en su tiempo de dosañero y no pudo ganar (sólo perdió de nuevo en el Travers con Keen Ice y Castellano). Ya mostró diferencias con su hermano.
Zayat compró a LittlePrincessEmma (la madre del Pharoah y de esta Cleopatra) siendo yearling en $250.000. Un precio bastante elevado por el pedigree, siendo hijo de Yankee Gentleman (Storm Cat), que nunca fue exitoso ni comercial. Y luego de haber criado estos hijos, la vendió en 2014 en Fasig-Tipton en $2.100.000, preñada por Pioneerof The Nile (que también fue de su propiedad). Ese potro nació en 2015 y se llama Irish Pharoah. En 2016 parió una potra por Tapit, y fue servida de vuelta con Pioneerof The Nile.
*** ¡ASÍ FUNCIONAMOS! Triste realidad, pero lamentablemente muchos caemos en esto, y nos convertimos en “detractores automáticos” de todo cuanto pasa en nuestro hipismo, pero cuando lo vemos afuera no usamos los mismos ojos y admiramos…gana Gran Will un clásico en Venezuela, y los comentarios son parecidos a esto: “qué mala generación”; “qué pobre espectáculo”; “qué decadencia”. Gana en EUA Laoban, un perdedor, un Clásico Grado 2 (el Jim Dandy) de $600.000 donde corrían apenas 6 (la misma cantidad que en el República de Venezuela de Gran Will) y todo es “qué bueno es Uncle Mo”; “un fenómeno son los ‘Ortíz’”; “una carrera sensacional”. Uno entiende que esto muchas veces es parte de la cultura de cualquier país (hasta en los más desarrollados), de valorar más lo de afuera que lo local y lo importado sobre lo nacional, pero a veces se nos va la mano a nosotros. Aquí, con menos hipódromos, menos caballos, y premios que no fomentan ni inversiones ni competencia, es sin duda todo un lujo que siga nuestro hipismo funcionando. Deberíamos valorarlo un poco más, y no cuestionar tanto, sin por ello desconocer que existe mucho por mejorar y demasiado por corregir.
Por cierto que este Laoban, que es un Uncle Mo (sigue poniendo números impresionantes) en madre por el campeón sprinter  Speightstown (Gone West), es descendiente directo de una yegua madre que estuvo en Venezuela, Bedroom Window, una hija de Linkage en Guichet, que importó al país la gente de Haras San Luis (Alfredo Pontrelli y su hijo Miguel; Marcoantonio Mastrogiácomo y su hijo Vito) por allá en 1992, produciendo aquí a la recordada Okinawa, por Rasp (Forty Niner), y luego reexportada a los Estados Unidos por la gente del Starship Stable, quien la adquirió en el dispersal del San Luis en 1996, con un potrillo por Play On al pie (se llamó Starship Seminole y ganó 13 y $127.627 en EUA). Bedroom Window no destacó como productora en su regreso a EUA, pero sus hijas sí han dado bien, por lo que hay una buena descendencia de ella. Este Laoban desciende de su primera hija, Bedroom Chatter, por Cure the Blues; la segunda fue Bedroom Blues, que ganó clásicos y produjo más de 586 mil dólares.
*** CUMPLIDA LA JORNADA DEL DOMINGO vemos a varios venezolanos destacando en los Estados Unidos. Jinetes son varios los que se encuentran entre los 10 mejores de sus respectivos circuitos en diferentes estados, y los entrenadores -que están concentrados casi en un 100% en Florida- en Gulfstream vemos a 3 entre los 5 primeros.
En Del Mar, un meeting de mucho prestigio, Santiago González lleva 11 y va segundo, a 5 de Flavien Prat, que está en un año espectacular. Mantiene buena regularidad el venezolano, con 75 triunfos este año y 278 en ese país, con números por supuesto de equibase.com.
En Gulfstream vemos a Emisael Jaramillo repuntando fuertemente la sólida ventaja que el Eclipse Award Tyler Gaffalione sacó tempranamente. Llegó a 24 en 77 actuaciones apenas (31%) y lidera en producción de dinero, aunque Gaffalione todavía va cómodo con 34. Leonel Reyes se metió 7°, llegando a 10 triunfos y Marcos Meneses y Samy Camacho (quien por cierto sufrió aparatosa rodada el domingo, aparentemente sin graves consecuencias) están en la “burbuja”, puesto 11°, con 5 triunfos cada uno. Entre los entrenadores, está Antonio Sano liderando por dinero, y a una del líder por victorias, David Fawkes, que tiene 10 (un bárbaro 36%). Gustavo Delgado está cuarto con 7 (28%) y Víctor Barboza Jr. le sigue, con 6 (24%).
En Parx Racing vemos muy bien posicionado a Mychel Sánchez, con 34 triunfos en lo que va de año, y va sexto en el largo meeting, que va desde febrero hasta diciembre. En ese circuito Ángel Castillo también es ganador, pero con 19 triunfos no está entre los protagonistas.
En Saratoga Javier Castellano va 4° por victorias (7) y por dinero, bajando un ritmo mientras Irad Ortíz Jr. arrasa. Junior Alvarado va 6°, con 6 ganadas.