Columnas Del Buen #Hipismo JAIME CASAS @jaimcasa


*** LA GALA HÍPICA DE CARACAS va a ser un éxito, con carreras que pintan excelente. Pero lo va a ser no porque se haya promocionado o organizado algo en particular, o se haya estimulado la participación, o se ofrezcan premios que justifiquen la presencia de los mejores caballos, jinetes y entrenadores. Va a ser un espectáculo enorme porque así lo quieren los hípicos, y sobre todo los propietarios, que siguen dispuestos a competir y vivir la emoción de las carreras soportando todo lo que tienen que soportar solo para mantener viva esa llama de pasión que es el hipismo en Venezuela.
Serán 5 competencias de corte clásico en una sola jornada. No habrá presencia internacional –ninguna sorpresa pues- pero tenemos suficiente material aquí como para disfrutar de carreras de mucha altura, con enfrentamiento generacional incluido. La Gala Hípica nació, con algo de ambición, en 2005, así que será su edición número 12. Hoy nos entusiasma porque queremos al hipismo, pero eso no evita decir que ya se contagió de los males de apatía e inercia institucional que rigen, al parecer, todas las actividades en este nuestro país.
¿Saben cuánto dinero reparte la Gala en 2016? En 4 clásicos Grado 1 y 1 Grado 2, el gran total es Bs. 18.240.000 ¿Saben cuánto es en moneda de los Estados Unidos? Insistimos: competimos porque queremos, pero el modelo caducó hace rato. Es insostenible.
*** QUEREMOS SER -Y SOMOS, EN EFECTO- optimistas con respecto al futuro de Venezuela, y en particular de nuestro hipismo. Nos hemos acostumbrado al caos, pero seguimos encontrando espacios para la alegría que permiten mantener viva la llama del hipismo. No tenemos duda en afirmar que en cualquier otro lugar la actividad, la industria completa, hubiese colapsado hace mucho, pero en Venezuela no, porque nuestro país es único (en lo malo y en lo bueno) y contra todos los pesares esto sigue en pie, y sigue entusiasmando. Muchos despotrican a rabiar, y se quejan de todo porque así somos; otros no quieren ver el caos porque están nublados por una fulana privatización que, viciada como es, solo agudizará; también hay quienes luchan y quieren hacer algo diferente, pero parecen flaquear ante el reducido apoyo. Así estamos, y así seguimos, esperando que llegue lo que no quiere llegar. No es fácil.
*** LOS MEJORES DE LA SEMANA. Entre 84 entrenadores, 24 ganadores, el líder de la semana por dinero fue uno de Valencia, Alejandro Ortíz, ganador 4 veces (incluyendo la Copa Unión de Entrenadores de Carabobo) para superar a dos que ganaron 5: Juan Carlos Ávila y Héctor Reyes Godoy, líderes respectivos en La Rinconada y Valencia / entre los jinetes, 25 ganaron y 96 participaron, destacando Jorge Urdaneta, que ganó las dos Copas valencianas (Tito Classic y Miss Craker) y con 4 triunfos lideró en dinero, con amplia ventaja sobre Rigo Sarmiento, que ganó 3 y se puso líder en La Rinconada. Y 4 victorias también logró Jaime Lugo, y con 3 sobresalieron Franklin González Jr. y J.C. Rodríguez. Entre estos 5 ganaron 17 de las 40 carreras de la semana / Los Aguacates retomó el liderato nacional de haras, con una semana de 5 triunfos, liderando sobre Vista Hermosa y Paumar, que siguieron por dinero, ganando 3 cada uno / Entre los sementales destacó Inducement, ganando 3 de sus 8 hijos en acción / Han sido inscritos 2154 ejemplares este año, y Ocean Bay sigue siendo el líder en dinero.
*** AL CIERRE DEL MES DE AGOSTO, así van las estadísticas nacionales…
Los Aguacates vuelve al primer lugar entre los haras, dejando segundo a La Orlyana, que se mantiene al acecho y fue líder hasta la penúltima semana del mes. Uno que subió fue Los Caracaros, un escalafón para ponerse 5° y entra en los 10 mejores el Paumar.
Entre los sementales, sin sorpresas para Water Poet (Sadler’s Wells), que amplía su ventaja. Se mantienen como 2° y 3° Deliberately (A.P. Indy) y Champlain (Seeking the Gold), representando así cada uno las 3 corrientes de mayor influencia en la cría mundial de los últimos 30 años: Northern Dancer, Seattle Slew y Mr. Prospector. Inducement subió del 6° al 4° y King Seraf del 7° al 6°. Sin novedad en los 10 mejores.
Water Pet domina también, con amplitud, la estadística de abuelos maternos, buscando su tercer título consecutivo. Detrás siguen marchando Striding Out (Danzig), Le Voyageur (Seattle Slew), Slewbop (Seattle Slew) y Chayim (Woodman). Sube Fast As a Cat del 8° al 7° y Velcro Fly se metió décimo. Water Poet tiene 13 selectivas este 2016 en esta condición.
El Ferálico, de César Paparoni, se mantiene como sólido líder entre los studs. Los Audaces de Luis Camargo y Grupo León, de Emilio León, son sus más cercanos perseguidores, invariablemente desde el cierre de julio. Siguen siendo los mismos 10, con ligeros cambios. Subió 1 puesto La Invasión (4°) y San Remo 3, colocándose 9°. Ferálico es líder en victorias (45) y también lidera individualmente en Valencia. Grupo León se puso líder en La Rinconada al cierre del mes.
*** NINFA DEL CIELO está de vuelta en Venezuela. Este Jueves o viernes debe estar culminando su período de cuarentena, y será trasladada a su nueva casa que será Haras La Primavera, donde su nuevo propietario, el destacado turfman Armando Rodríguez, mantiene parte de su stock de cría. Ninfa del Cielo, que fue Caballo del Año, Triplecoronada y ganadora del Clásico del Caribe en una sensacional campaña a los 3 años en La Rinconada, no tuvo suerte en su corta campaña en los Estados Unidos, y en un principio estaba estipulado que fuera servida nada menos que por Curlin, pero se dio la negociación que permitió su regreso al país, un gesto de Armando que refleja su confianza y convicción en que nuestro hipismo saldrá adelante.
Ninfa del Cielo, por Big Prairie (Danzig) en Dynabid (Dynaformer) de La Orlyana, logró una recuperación física total en sus últimos meses en el prestigioso Denali Stud de Kentucky, por lo que este regreso a Venezuela lo hace en total plenitud y completará el disfrute de un año completo de vacaciones. Comenzando la temporada de monta 2017 será llevada a servicio en Haras Paumar, donde se encuentra alojado Miner’s Lamp (Seeking the Gold), padrillo que trajo a Venezuela el propio Armando Rodríguez y en el que aún mantiene propiedad.
*** SI YA NOS ERA DIFÍCIL pensar en cómo reseñar la repentina muerte de un amigo muy querido y un hípico de los mejores como José Luis Rodríguez Silva, más difícil aún es sumarle la de José Vignieri, acaecida esta semana.
José Luis fue uno de los pioneros al hacer de los agentes de jinete una profesión, y también estuvo ligado a medios radiales e impresos. Era frecuente recibir una llamada suya para conversar detalles sobre el retrospecto de La Hipódromo Digital, ya que era siempre de los primeros en notar cuando adicionábamos una información novedosa, y permanentemente hacía sugerencias y recomendaciones, y hasta correcciones cuando era el caso. Nunca se retiró de los caballos, porque su alma fue hípica hasta lo más profundo, y conversar con él siempre aportaba conocimientos. ¡Partió Tiberio, Eduardo!
José Vignieri murió plácidamente, a sus 88 años. Se sentó a descansar y no despertó. Con él se fue una época entera. Aunque retirado profesionalmente de la actividad hace más de 20 años, su figura se mantenía como un ícono, y sus creativas frases como “me voy de cadenita”, “este tumba los cuadros hasta de la pared” y un sinfín más, siguen siendo usadas en diferentes medios. En 2014 volvió al hipódromo para recibir un homenaje que la realizara la prensa, disputándose a su nombre el Clásico Prensa Hípica Nacional (Gr. 1).
Dos personajes muy queridos de la hípica, que compartieron no sólo el nombre o ser de una misma época. Lo más común al recordar a ambos es el respeto, cariño y admiración que supieron ganarse en el medio hípico del que no es fácil salir con el prestigio intacto.
***DE LUJO LA ENTREVISTA que hizo Ramón Alfredo Domínguez a Javier José Castellano en Saratoga. Estuvo disponible en vivo vía periscope. Ramón Alfredo estuvo como invitado en la transmisión de HRRN en español del Travers y toda la gran jornada clásica de ese sábado, junto a los buenos amigos el “potro” Roberto Rodríguez y el “cibernético” Eloy Vielma, quienes están dedicados a la transmisión en español de los grandes eventos del hipismo norteamericano para esta importante cadena radial por Internet. Y apuntan a la Breeders’ en Santa Anita. Están realizando muy buena labor, con entrevistas a diferentes profesionales y comentarios bien informados.
*** POR CIERTO QUE JAVIER CASTELLANO, a la vez que anunció ruptura de relación de trabajo con su agente de los últimos 7 años, está terminando el meeting de Saratoga de una manera extraordinaria. Contando el lunes -cuando ganó dos carreras- estaba a “nariz” en sumas ganadas detrás del líder Irad Ortíz Jr. y a 3 victorias de él, y a 6 del líder en ese renglón, el otro Ortíz, José Luis, ambos con muchas más montas que el venezolano. El impacto de ese fin de relación con su agente parece haber generado una reacción, pues le sigue firmando hasta el cierre de temporada (el nuevo agente empieza con la apertura de Belmont) que es el próximo lunes -Día del trabajo en EUA, una jornada fuerte de carreras en todo el país- y todavía parece haber algo de chance de ganar esa estadística, en un Saratoga que ha sido emblemático en la carrera de Javier.
Hay que estar claros en que este 2016 falta mucho por definir para hablar de si es posible un cuarto Eclipse Award para Castellano. Como están las cosas, sin tener sus mejores números, sigue siendo el candidato más fuerte pues lidera nacionalmente en dinero y en victorias va tercero (detrás de los hermanos Ortíz, que tienen más actuaciones). Serán los grandes clásicos los que definan, y aquí es donde marca diferencia el nuestro, aunque el final de temporada, y muy especialmente la Breeders’ Cup, pesará bastante en la votación. La gran ventaja que tiene Castellano es que sigue rotando en diferentes circuitos, mientras los hermanos Ortíz solo salen de Nueva York cuando se trata de un compromiso puntual. Mientras Irad Ortíz ha ganado apenas 2 Grado 1 en el año más 11 clásicos de grado; y su hermano José Luis 1 y 13, Javier Castellano tiene 4 Grado 1 y 21 grados en general. El líder aquí es Florent Geroux con 22  (una sobre Castellano, y 6 Grado 1), y siguen Julien Leparoux y Rafael Bejarano. Los clásicos ganados pesan muchísimo a la hora de definir al mejor…
Y hablando de ese reglón, pero entre los entrenadores, hay que resaltar que por primera vez en mucho tiempo alguien le está “latiendo en la cueva” a Todd Pletcher: Chad Brown sumaba 25 clásicos de grado por 23 de Pletcher, que ha conseguido esa cifra con 18 ejemplares diferentes, por 18 de Brown, quien por cierto alcanzó las 1000 victorias en su carrera profesional -iniciada en 2007- esta semana.
*** MEADOW STAR FUE UNA CAMPEONA DOSAÑERA invicta, de 7-7, y ganadora de 11 en 20 en su campaña global hasta los 4 años. Corrió abriendo la década del ’90, y todos los clásicos que ganó (10 en total, 6 de ellos Grado 1) fueron en Nueva York (6 Belmont, 2 Aqueduct y 2 Saratoga). Era una hija de Meadowlake, aquel alazán criado en Ocala que ha resultado ser un abuelo materno de mucho valor. El récord que tuvo Meadow Star en la cría no fue sobresaliente: tuvo solo 5 hijos, 4 ganadores, y una figuradora selectiva, Grechelle, por Deputy Minister, que es la segunda madre de esta nueva sensación de las pistas, Arrogate, el único purasangre en la historia de Saratoga que ha corrido los 2 kilómetros en menos de 2 segundos, conclusión evidente luego de batir -en su arrolladora victoria en el histórico Travers el sábado por 13 ½ cuerpos- el récord de pista que tenía como titular a General Assembly (Secretariat) desde 1979, con 120”, establecida precisamente en aquel Travers en el que ganó con más ventaja aún que Arrogate, 15 cuerpos. Arrogate le dio a Baffert el desquite en una carrera que en 2015, con American Pharoah, no pudo ganar. Así es esto.
Quizás por el hecho de que ella por sí misma no produjo un ganador clásico, muchos alimentarán aquella teoría de que las buenas corredoras no son exitosas en la cría, algo que es fácilmente rebatible con miles de ejemplos. Además, estadísticamente, las yeguas ganadoras clásicas representan un % bajísimo de las yeguas en la cría, pero porcentualmente ellas producen muchísimos más ganadores selectivos que las demás. Pronto publicaremos un trabajo sobre esto, hecho en Venezuela. Lo que sí es cierto es que muchas veces yeguas con campañas extensas son propensas a un inicio complicado como madres, pues en su primer y a veces segundo año no entran en celo, quedan vacías, reabsorben o sufren abortos, pero con frecuencia luego se normalizan. Es consecuencia de varios años en el hipódromo y el estrés que produce el cambio de ambiente a la vida en el haras, combinado a la toxicidad en su cuerpo por los tratamientos recibidos durante su vida atlética, nada que el sol, agua y pasto de la vida en un haras no pueda depurar.
*** LADY AURELIA, la dosañera invicta por Scat Daddy que entrena en EUA, Wesley Ward, sigue causando sensación. Ganó el día 21 el Prix Morny (Gr. 1) en Deuaville, y antes ganaba el Queen Mary (Gr. 2) de Ascot (ambas contra los machos), todo luego de un debut en Keeneland en el mes de abril, el hipódromo donde se mantiene entrenando. Con apenas dos años, a estas alturas, ya tiene varios viajes trasatlánticos, y lo que hace es impresionar con su fuerza y velocidad. Lástima no se dio el enfrentamiento con el otro Scat Daddy, Caravaggio, que tuvo problemas y se perderá el resto de la temporada. Aunque es noticia tardía, no queríamos dejar de comentarla porque es asombroso lo que ha hecho hasta ahora.
*** OTRA LADY, ELI, regresó y casi gana un clásico en Saratoga. La sorprendió Junior Alvarado con la 13-1 Strike Charmer en el Ballston Spa Stakes (Gr. 2) arrebatándole el invicto en 6. Lady Eli, que es una cincoañera, pasó por infosura y fue capaz de regresar de esta manera, perdiendo a menos de 1 cuerpo luego de batallar durísimo en una pista tan complicada, y en tiempazo de 98,77 para 1700 metros en grama, con remate de 5,96, así que la milla la marcaron en 92,81 (Lady Eli adelante). Tan pocas veces que ha corrido esta noble yegua, pero es para admirar su coraje y calidad. Su padre, el poco conocido Divine Park (Chester House), también corrió poco (de 9-6) pero ganó la Met Mile y eso le ganó su puesto en la cría.