#Beisbol #MLB IGNACIO SERRANO /// Los grandes de Venezuela en 2016

Rougned Odor
¿Quiénes tuvieron las mejores temporadas entre los peloteros venezolanos este año? ¿Quiénes merecen figurar en la votación del Premio Luis Aparicio?

En la pasada columna explicamos por qué José Altuve y Miguel Cabrera ocuparán las primeras dos plazas de nuestra planilla, en ese orden. Hoy precisamos quiénes serán sus acompañantes.

Es una tarea difícil. Abundan los candidatos.

Rougned Odor disparó 33 jonrones. Pese a algunas otras estadísticas que no acompañan ese logro, igualó un récord para bateadores venezolanos a su edad, quebró la marca absoluta para camareros criollos y trituró el registro para intermedistas con 22 años de nacidos en la MLB.

Carlos González empujó 100 carreras, conectó 42 dobles y 25 cuadrangulares. Su OPS fue de .855, aunque cayó respecto a lo hecho en 2015.

Francisco Rodríguez salvó 44 juegos. Se convirtió en el pitcher más joven con 400 rescates y terminó la zafra como el cuarto mejor de todos los tiempos. Su eficacia fue notable, pese a no ser su mejor temporada, con 3.24 de efectividad y menos de un ponche por inning, una verdadera rareza en su carrera.

Elvis Andrus cerró entre los 10 mejores toleteros de la Liga Americana, con .800 de OPS, 31 tubeyes y 24 bases robadas, excelentes números para un campocorto.

Asdrúbal Cabrera, que también es paracorto, impuso un récord de cuadrangulares para shortstops de los Mets de Nueva York y en total la sacó 23 veces, con 30 biangulares y .810 de OPS.

Martín Prado también estuvo entre los mejores bateadores de la Liga Nacional, con .305, y sumó 37 dobletes.

Wilson Ramos sacudió 22 bambinazos, uno menos que el récord para catchers nativos, que quizás habría alcanzado si no se lastima en la penúltima semana de acción. Además, llevó 80 rayitas a casa, se mantuvo siempre sobre .300 y tuvo .850 de OPS, lo que es magnífico, especialmente por tratarse de un conductor de lanzadores con sus características defensivas.

Salvador Pérez también la botó 22 veces, y aunque sus promedios ofensivos cayeron drásticamente en la segunda mitad, posiblemente debido al agotamiento físico, encabezó las Grandes Ligas con 48 por ciento de éxito ante los corredores contrarios, un porcentaje que de tan bueno parece absurdo.

Todos ellos tienen méritos para escoltar a Altuve y Cabrera en la votación del Luis Aparicio. Pero hay más. Están los casos de Odúbel Herrera, Ender Inciarte o César Hernández, que encabezó la Nacional en triples. Y está Junior Guerra, que tuvo el cuarto mejor WAR entre todos los venezolanos, incluyendo toleteros, a pesar de que ni siquiera completó los innings suficientes como para disputar el liderato de efectividad.

¿A quiénes elegir?

Pusimos final trance al colocar a Odor en la tercera casilla, detrás de Altuve y Cabrera. Haber marcado récords también marca diferencia.

A Ramos le dimos el cuarto lugar. Fue el mejor careta ofensivo del joven circuito y eso, en alguien con su defensa, merece reconocimiento.

El quinto lugar fue el más difícil. Ya es tiempo que Lineup International haga como ocurre con el Jugador Más Valioso y aumente a 10 las casillas de la planilla. Son más de 100 grandeligas.

Redujimos la pugna a gran año de Andrus y las hazañas de Rodríguez en la lista de salvados de todos los tiempos. Y al final, premiamos el libro de récords: le dimos el quinto puesto al Kid.