#Beisbol #LVBP IGNACIO SERRANO /// Ahora busquemos a los 10 mejores pitchers de Venezuela

Imagen relacionadaAsí como buscamos a los 10 mejores bateadores venezolanos de la historia, ¿por qué no completar la tarea con la búsqueda de los 10 mejores pitchers criollos de todos los tiempos?
La regla inicial tiene que ser la misma: limitarnos a las Grandes Ligas, por semejante razón: salvo por motivos raciales o el temor a abordar un avión, quien no exhibe una carrera en la MLB es porque, lamentablemente, no podía con la exigencia del circuito más competitivo del planeta.
Hay una complicación adicional con los lanzadores. Hay abridores, que suman muchos innings, y relevistas, que tienen pocas entradas, incluso los estelares.
Francisco Rodríguez es un buen ejemplo de lo que queremos graficar. Tiene 15 temporadas en las Mayores. En 2017 se convertirá en el primer monticulista criollo con 16 campañas arriba, superando el récord que ahora comparte con Freddy García. Sin embargo, aún no llega a 1.000 episodios en la gran carpa, a pesar de que ha sido protagonista desde su arribo, contra 2.264 que sumó El Jefe.
Trazamos una línea divisoria en 500 actos. Es suficiente trecho para considerar regular a un apagafuegos y significa unas cinco temporadas de trabajo para un abridor a medio tiempo.
Cada quien puede elegir el modo de seleccionar a sus 10 mejores, aunque es complejo comparar victorias contra salvados o holds.
Comencemos por la efectividad ajustada. Compara la efectividad de cada quien, con el promedio de la liga en su tiempo, en cada estadio donde trabajó. El resultado es un porcentaje con respecto a la media de la gran carpa.
Esa lista se ordena así: el Kid (154), Johan Santana (136), Rafael Betancourt (133), Ugueth Urbina (128), Félix Hernández (126), Carlos Zambrano (120), Antonio Castillo (114), Wilson Álvarez (112), Kelvim Escobar (112), Jhoulys Chacín (112) y Juan Manuel Rincón (112).
Hay varias sorpresas allí. Que Betancourt esté tan arriba, por ejemplo, porque siempre tuvo un perfil discreto, al ser setup durante casi todo su trayecto. ¿Y qué decir del quinto lugar del Rey Félix? Quinto, a pesar de ser el máximo ponchador y el monticulista con más innings en la embajada nacional.
El WAR ofrece otra perspectiva. Claro, al ser acumulativo, da ventajas a los abridores, lo que no es injusto, por ser quienes más trabajan.
Ese baremo toma en consideración todas las estadísticas, buenas y malas, y las convierte en un valor único. Así queda el orden: Hernández (51.4), Santana (50.7), Zambrano (38.2), García (35.7), Rodríguez (25.0), Álvarez (25.0), Escobar (25.0), Aníbal Sánchez (22.5), Chacín (14.6) y Betancourt (13.9).
Se parece más a lo que preveíamos. Pero podemos probar con un tercer rubro, el FIP. Mide dominio puro. Toma en cuenta aquello que depende ciento por ciento de los tiradores, al relacionar ponches, boletos y jonrones recibidos en el total de entradas.
Este otro grupo tiene nuevos nombres: Betancourt (3.05), el Kid (3.20), el Rey (3.29), el Gocho (3.44), Carlos Carrasco (3.50), Manuel Sarmiento (3.67), Rincón (3.67), Urbina (3.70), Aníbal (3.76) y Kelvim (3.86).
Agregar los triunfos, los episodios, los rescates, los abanicados, los pasaportes y otros datos complementarían la búsqueda. La feliz sorpresa, sin duda, es Betancourt. Sin hacer ruido, es uno de los mejores pitchers venezolanos de todos los tiempos.